secundaria

Saft firma un acuerdo multimillonario con SNCF para integrar sistemas de baterías en su flota de trenes regionales (TER)



MADRID, ESPAÑA// Saft, líder mundial en diseño y fabricación de baterías de tecnología avanzada para la industria, ha firmado un contrato de 4 millones de euros para reemplazar los sistemas de baterías de SNCF, la compañía estatal ferroviaria de Francia. En su mayor contrato individual de los últimos 10 años, Saft  permite a SNCF migrar toda su flota de más de 200 trenes TER 2N NG (de dos pisos última generación) a baterías de níquel de última generación que aseguran un mejor rendimiento y fiabilidad a lo largo de toda su vida útil.

El tren TER 2N NG, que comenzó a funcionar en 2000, está basado en la plataforma de unidad múltiple eléctrica  Alstom Coradia Duplex. Estos trenes, que son capaces de alcanzar velocidades de hasta 160 Km. /h son muy apropiados para densos servicios interurbanos o suburbanos son los utilizados por SNCF para rutas regionales a través de Francia.

Las baterías de a bordo desempeñan un papel fundamental para la SNCF, proporcionando la energía de reserva para el control, seguridad y funciones de comunicación en caso de interrupción del suministro de energía principal. Como parte de un programa general de SNCF para reemplazar las baterías de acido existentes con baterías especializadas MRX de Saft.

El cambio a la tecnología basada en níquel ofrece una serie de ventajas de rendimiento y fiabilidad para la SNCF. En primer lugar, a diferencia de las baterías de plomo-acido, el diseño MRX no sufre “muerte súbita”. Por el contrario, ha sido desarrollada específicamente para el uso intensivo propio de las operaciones de respaldo del ferrocarril, dónde ofrece un rendimiento predecible y fiable con una vida útil de hasta 15 años, que contribuye con un Coste Total de Propiedad (TCO) optimizado. Además, las baterías MRX tienen capacidad para trabajar con temperaturas extremas, desde -30⁰  hasta 70⁰ C, para asegurar la continuidad de los servicios ferroviarios, especialmente para las rutas en ubicaciones de Francia que sufren inviernos severos.

Un beneficio adicional de las baterías MRX es su diseño compacto y ligero que ha permitido que cada sistema de batería SNCF reduzca su peso hasta 90 kg – el equivalente al promedio del peso de un solo pasajero. Además de reducir los requisitos de mantenimiento, una ventaja importante para los operadores de trenes es el sistema integrado de rellenado de agua, que hace el llenado rápido y sencillo.

“Saft celebra que SNCF haya realizado el cambio de las antiguas baterías de plomo-ácido a nuestras sistemas de baterías MRX  con base de níquel, mediante este prestigioso contrato de alto valor. Es una referencia europea, muy importante para el rendimiento, la fiabilidad y el coste total de propiedad, ventajas de nuestra comprobada tecnología de baterías con base de níquel para trenes” ha afirmado Ghislain Lescuyer, Presidente del Consejo de Administración de Saft.

El contrato incluye el suministro de un total de 284 sistemas formados por baterías “54 MRX130”.  Los sistemas de baterías presentan un diseño patentado innovador de Saft, basado en una caja remachada que es extremadamente sencilla y rentable de fabricar, ya que elimina la soldadura.

Las primeras entregas a SNCF se iniciaron en el tercer trimestre de 2015.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.