secundaria

Abandona el consumismo, regala Desobediencia Solar



MADRID, ESPAÑA// Ante las leyes injustas que promueven un sistema energético basado en combustibles fósiles, cientos de personas han decidido ya mostrar su rechazo y apostar por las energías renovables como una opción de futuro y sostenibilidad. Este año, Ecooo propone a la ciudadanía que regale sol, renovables y futuro.

La Desobediencia Solar es una forma de posicionarse a favor de las energías renovables, de un futuro mejor y más sostenible. La Desobediencia Solar consiste en adquirir una participación de una planta solar fotovoltaica y convertirse en cotitular de la misma desde 100€, recibiendo una rentabilidad del 3% anualmente después de impuestos. La planta está instalada en la cubierta de un gimnasio en Puçol (Valencia) y evita la emisión a la atmósfera de 26 toneladas de CO2 cada año.

La Desobediencia Solar es, además, una forma de crear comunidad en torno al cambio de modelo energético basado en las renovables y la gestión ciudadana de la producción de electricidad. Solo desde la acción colectiva se puede dar la vuelta a una situación de oligopolio que quiere impedir el acceso de la ciudadanía a las fuentes de energías renovables.

El Gobierno se ha alineado con estas tesis y ha promulgado una reforma energética que trata de impedir el desarrollo de proyectos de renovables a pequeña escala. En definitiva, se trata de que la propiedad de las plantas de energías renovables se mantenga en manos de las grandes empresas que pueden ver amenazados sus beneficios si la ciudadanía comienza a producir su propia electricidad.

La Desobediencia Solar se convierte, así, en la mejor manera para oponerse a la política antirrenovable promovida por el Gobierno en connivencia con el oligopolio eléctrico. Se planta cara al status quo y se defiende una manera de hacer las cosas alejada desde la cooperación y no desde la competitividad que siempre ha caracterizado al sector eléctrico.

Regalar Desobediencia Solar es regalar una participación en una planta de energías renovables, pero también es regalar sostenibilidad y comunidad. Es regalar conciencia por un mundo mejor, más justo y más limpio, donde la producción de energía no se base en intereses económicos, sino en modelos de cooperación.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.