secundaria

Philips propone a los ayuntamientos convertirse en ciudades sostenibles



MADRID, ESPAÑA // Philips, compañía líder en alumbrado eficiente, pone en marcha hoy su campaña “Ciudades sostenibles”, una iniciativa dirigida a la renovación de los municipios de este país, a través de la utilización de las ayudas del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local- FEESL.  A través de este proyecto, Philips pretende convertirse en socio y colaborador tecnológico de los ayuntamientos, ofreciendo no sólo las últimas innovaciones en alumbrado público exterior y en la iluminación de edificios municipales, sino también poniendo a su disposición su experiencia y campañas de concienciación ciudadanas en torno al ahorro, la eficiencia energética y la sostenibilidad de los municipios y sus ciudadanos.

El alumbrado dentro del consumo de energía eléctrica de un municipio, el 70% del gasto eléctrico en las calles de un municipio corresponde al alumbrado. En el mundo, el 19% de la energía consumida corresponde al alumbrado. En términos comparables, sustituyendo sistemas de alumbrado antiguos por unos modernos y eficientes en oficinas y escuelas de toda Europa se evitaría la emisión de 14,9 millones de toneladas de CO2 al año y el equivalente de 46,8 millones de crudo anuales, pudiendo evitar ahorrar al medioambiente la tala de 743 millones de árboles. Contar con soluciones innovadoras de alumbrado mediante LEDs puede contribuir a ahorrar, de una forma realista, hasta un 80% de energía en las instalaciones existentes, con la correspondiente repercusión en el presupuesto local.

Antonio Duato, presidente de Philips Ibérica y director general de Philips Alumbrado, señala: “las ciudades españolas deben convertirse en ciudades sostenibles. Además de ser eficientes en el ámbito energético, deben proporcionar bienestar a sus ciudadanos con el estándar más alto en seguridad ciudadana y vial, y a través de tecnologías innovadoras y sostenibles. Con la aprobación del FEESL (Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local) para 2010, los ayuntamientos de este país tienen la oportunidad de presentar proyectos que aporten un valor diferencial de presente y de futuro para su municipio y sus ciudadanos”.

Apostando por ciudades sostenibles

La iniciativa de Philips dirigida a que los ayuntamientos renueven sus sistemas de alumbrado se enmarca dentro de un contexto más amplio que les ofrece la posibilidad de convertirse en ciudades sostenibles. Esta calificación se sustenta, además de en el ahorro energético, en apostar por la seguridad ciudadana, una menor contaminación lumínica, una mejor iluminación de monumentos y que además sea más saludable en espacios interiores.

A través de una correcta iluminación en interiores, colegios y oficinas, se logran grandes  beneficios para las personas que trabajan o estudian en estos lugares. Se traducen en una mejora del aprendizaje y rendimiento para los escolares y trabajadores (se cometen un 45% menos de errores, la distracción disminuye en un 77% y la velocidad de lectura aumenta un 35%, según estudios de la compañía).

La seguridad ciudadana y vial es otro de los puntos clave para cualquier municipio. A través del uso de tecnología innovadora en la iluminación, se consigue incrementar la sensación de protección durante la noche para los viandantes. La luz blanca, que proporcionan las soluciones de Philips, potencia el reconocimiento de objetos, colores y personas, gracias a su reproducción cromática superior y una mayor percepción del brillo.

España, a la cola de Europa en eficiencia energética

Según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) publicado en 2007, el incremento anual de gasto en alumbrado público en España crece más rápido que la población, duplicándose desde 1990. Nuestro país sigue a la cola en cuanto a eficiencia energética en Europa. De hecho, el gasto en España asciende a 116 kilovatios por año y habitante, cifra muy superior a los 91 de Alemania y los 43 de Francia. Además, ninguna provincia española cumple el objetivo de alcanzar los 75 kilovatios por año y habitante marcado por el Gobierno en el Plan de Eficiencia Energética 2004-2012.

La UCM estima que el gasto en alumbrado público supone cerca de 450 millones de euros anuales. De ellos, más de la mitad no es flujo útil que ilumine las calles, sino que se pierde en su proyección hacia el cielo, o hacia árboles y fachadas, lo que provoca una gran contaminación lumínica.

Un ejemplo de eficiencia energética: sistema de iluminación Cosmópolis en Somosaguas (Madrid)

Philips ha alumbrado la urbanización de Somosaguas, situada la madrileña localidad de Pozuelo de Alarcón. El proyecto consistió en sustituir luminarias con 15 años de antigüedad, con sodio de alta presión de 250W con equipo electromagnético, por nuevas luminarias Modena con lámparas Cosmowhite de 140W y equipo electrónico de última generación. Los 150 puntos de luz instalados con el novedoso sistema Cosmópolis han permitido reducir el gasto energético y las emisiones de CO2 en más de un 47%.

El sistema Cosmópolis incrementa notablemente el rendimiento y contribuye a la reducción de costes, logrando una elevada eficiencia energética (una reducción de consumo energético de hasta un 150%), luz blanca con muy buena reproducción cromática y una vida útil prolongada y fiable de 12.000 horas.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.