secundaria

Saft y Johnson Controls, joint venture para suministrar baterías de vehículos híbridos



Saft, líder mundial en la fabricación de baterías de tecnología avanzada para la aplicación industrial, y Johnson Controls, líder en el suministro de componentes de automoción, han anunciado la creación de una Joint Venture para desarrollar, producir y comercializar las baterías de avanzada tecnología para su aplicación en los vehículos híbridos y en los vehículos eléctricos.

Saft aporta las licencias de sus baterías de Níquel-Hidruros Metálicos y la tecnología Litio-Ión además del know-how dentro de la fabricación, con una participación en la nueva compañía de un 49%, Johnson Controls-Saft Advanced Power Solutions, sociedad americana de responsabilidad limitada. Johnson Controls aporta las licencias de sus tecnologías, además del know-how en la fabricación y la contribución de 40 millones de dólares en tesorería y activos contando con una participación del 51%. Las baterías de los vehículos híbridos y los vehículos eléctricos para la aplicación militar permanecerán fuera del alcance de la Joint Venture.

El consejo de administración y la dirección de la nueva compañía se componen de ejecutivos pertenecientes a las dos empresas participantes. Los dos socios van a contribuir a desarrollar los recursos en las instalaciones actuales, así como diseñar una previsión sobre la situación actual en la fabricación basada en las demandas del mercado. Los dos participantes en la sociedad también van a aunar sus esfuerzos comerciales con el fin de responder al rápido crecimiento del mercado. Un centro de desarrollo de la tecnología NiMH se implantará en las instalaciones de Saft situadas en Nersac, y funcionará con el personal habitual de Saft.

El desarrollo de esta Joint Venture será financiada por deuda no exigible así como las aportaciones de los socios. Saft no estará obligada a realizar contribuciones económicas adicionales pero si no lo realiza podría ver su participación reducida. Sin embargo, si Saft invierte 40 millones de dólares durante los cinco próximos años su participación en la nueva sociedad no podrá ser inferior al 35%. Saft dispone de una opción de venta por su inversión que puede ejecutar después de su décimo quinto aniversario, mientras que JC dispone de opciones para reducir la participación de Saft como medida ante la evolución de la sociedad.

John Searle, CEO de Saft, ha declarado: “esta es una estrategia importante de desarrollo para Saft; gracias a la participación de nuestro socio Johnson Controls, la Joint Venture tiene un potencial real para alcanzar el objetivo de ser el líder occidental de la fabricación de baterías de tecnología avanzada destinadas a la aplicación de vehículos híbridos y eléctricos”.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.