secundaria


Lanzan la bombilla solidaria ACTUA VIDA E27que permite ahorrar el 90% del consumo



BARCELONA, ESPAÑA// El precio de la luz en el mercado ha subido y va a seguir subiendo. El recibo medio de electricidad se ha disparado un 29% en enero, según datos recogidos a partir del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Se trata de la mayor subida en muchos años y plantea todo un reto para los bolsillos de los consumidores españoles. Una situación que podría resolverse gracias a la bombilla solidaria ACTUA VIDA E27, que permite un ahorro del 90% en la factura de iluminación y que verá la luz el próximo mes de mayo.

Con el objetivo de financiar proyectos humanitarios en África a través de la ONG proyecto Amber Kenya de ayudar en España trabajando con una causa local, nace esta bombilla de la compañía Light and Life que reduce un 90% el consumo respecto a la incandescencia, un 72% frente a la fluorescencia compacta de bajo consumo y un 20% respecto al LED convencional. Además, ACTUA VIDA E27 tiene una vida media de 90 años y todos sus componentes son reparables: si se estropea, ¡no tira! Se puede arreglar o actualizar para adaptarse a las nuevas tecnologías, por lo que no genera ningún residuo. La ACTUA VIDA E27, ya ha recibido un premio/subvención, de la agencia de residuos de Cataluña.

“Esta iniciativa nos ayudará a poner nuestro granito de arena en la ayuda al desarrollo de países de África y a colaborar con proyectos solidarios en nuestro país, ya que destinaremos el 3% de los ingresos obtenidos de las ventas a fines solidarios. Algo que nos hace enormemente felices y a la vez que ofrecemos un nuevo producto sin obsolescencia programada, con una vida larga y que permite el ahorro energético y económico”, explica un portavoz de Light & Life.

Su producción se realizará en Cataluña y priorizará la contratación de personas en riesgo de exclusión social para la fabricación, que será sin obsolescencia programada, es decir, sus componentes no están programados para fallar y tienen la máxima vida útil que la tecnología permite actualmente. Así ha quedado demostrado ya que han recibido la certificación y la garantía del sello ISSOP (Innovación Sostenible Sin Obsolescencia Programada) de la Fundación Feniss.

Se trata de una certificación que distingue a aquellas empresas que no incluyan la obsolescencia programada en la fabricación de sus productos, y que sus productos sean reparables por un coste menor al de comprar uno nuevo. Hasta el momento sólo 14 empresas ya cuentan con dicha certificación.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.