secundaria


Greenpeace reclama una legislación justa sobre la energía nuclear que aborde las consecuencias que viven las víctimas de Fukushima



MADRID, ESPAÑA// Greenpeace destaca que las leyes protegen los fallos de la industria nuclear y hacen que cientos de miles de personas en Japón todavía carezcan del apoyo adecuado, y que los ciudadanos se vean obligados a pagar los costes de la triple fusión nuclear. La organización hace hincapié en que en cualquier país con reactores nucleares pueden verse en esta misma preocupante situación después de un accidente nuclear.

Greenpeace pide a los gobiernos que reformen el sistema de responsabilidad civil para que los operadores, los fabricantes y los proveedores de la industria nuclear sean  plenamente responsables de todas las consecuencias que genera su actividad.

“Este desastre exaspera a más de 160.000 personas que huyeron de la radiación de la catástrofe en Fukushima y todavía no pueden regresar a casa. Las familias y los pueblos se están rompiendo, algunos están en la ruina y los divorcios y las depresiones están aumentando. La empresas que han provocado este desastre nuclear deben asumir totalmente la responsabilidad”, ha declarado Kumi Naidoo, director Ejecutivo de Greenpeace Internacional.

“Greenpeace mantiene su apoyo a aquellos que perdieron a sus seres queridos en el terremoto y el tsunami, así como su solidaridad con todos los habitantes de Fukushima cuya salud está en riesgo de contaminación radiactiva. Ellos necesitan una compensación adecuada y apoyo para reconstruir su vidas. Más que eso, es el momento de acabar con la industria que les trajo su sufrimiento”, ha concluido Naidoo.

“El gobierno japonés parece haber abandonado a las personas que sufren a causa de la triple fusión nuclear en Fukushima. Su imprudente apoyo a la peligrosa e innecesaria reactivación de los reactores nucleares indica que está en el lado contrario a lo que la gente quiere y que no ha aprendido nada tras el peor desastre nuclear desde Chernóbil”, ha declarado Junichi Sato, director Ejecutivo de Greenpeace Japón.

“Los japoneses y las personas de otros lugares que se enfrentan a la amenaza de los desastres nucleares necesitan apoyo y protección, y solo una reforma fundamental de las leyes sobre la industria nuclear pueden cubrir esa necesidad. Es absolutamente injusto que el actual sistema obligue a los contribuyentes y a las víctimas a pagar por los desastres nucleares, y no a las empresas que los producen”, ha añadido Sato.

“Dos años de esfuerzos es mucho tiempo para los evacuados de Fukushima. Deben ser indemnizados y las empresas responsables del accidente tienen que rendir cuentas. También debemos continuar con el abandono de la energía nuclear en favor de las energías renovables, tanto en Japón como en España, como a nivel mundial”, ha afirmado Mario Rodríguez, director Ejecutivo de Greenpeace España.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.