secundaria


Los restos orgánicos del Mercado Central podrían producir el 30% de la energía que consume



VALENCIA, ESPAÑA // Un informe técnico desarrollado por el ITE, junto a la empresa de servicios energéticos Gesensa, confirma la posibilidad del uso de los residuos orgánicos –biomasa- como materia prima para generar biogás y transformarlo posteriormente en energía eléctrica para cubrir la demanda del Mercado Central.

Los técnicos del ITE han analizado los residuos que generan todos los puestos ubicados en el emblemático mercado y han concluido que se puede reutilizar y valorizar de manera energética el conjunto de desechos de las frutas y verduras. Esta materia prima se puede transformar en biogás utilizando un sistema denominado digestión anaerobia. Este sistema implica el almacenamiento de todos los residuos orgánicos en un depósito especial (llamado digestor) en cuyo interior, en ausencia de oxígeno y por la acción de un grupo de bacterias específicas, los restos de frutas y verduras se descomponen generando biogás con un alto contenido en metano.

Este biogás presenta un elevado poder calorífico, por lo que instalando un sistema de cogeneración adjunto sería factible la obtención de electricidad a partir de él.

Según los responsables técnicos del proyecto en el ITE, con el volumen de desechos generados por el Mercado Central, y una vez transformado el metano en electricidad, se podría generar el 30% de la electricidad consumida en la instalación.
Este estudio técnico, coordinado por Gesensa, ha descartado el uso de residuos provenientes de los puestos de carnicería y pescadería. En el primero de los casos la legislación obliga a los comerciantes a gestionar los residuos a través de un gestor autorizado, y en el caso de los residuos de pescadería el elevado nivel de agua no hace rentable su uso.

La importancia de la reutilización energética

José Manuel Grau, director técnico de Gesensa considera que “cada vez más debemos reconocer la importancia de la reutilización energética. En algunos casos el uso de la biomasa para generar electricidad no es recomendable porque no tenemos garantizado un suministro constante. Sin embargo en el caso del mercado Central y de instalaciones similares contamos con un suministro continuo que proviene de la propia actividad, por lo que su transformación energética es viable y puede suponer un ahorro importante para los comerciantes”.

Por su parte, Alfredo Quijano, director del Instituto Tecnológico de la Energía ha confirmado “el buen  momento de la empresas valencianas en la presentación de proyectos innovadores y llamativos. Desde el ITE podemos apoyar a las empresas en sus desarrollos y además se viene investigando desde hace varios años en el desarrollo de tecnologías y sistemas de gestión que mejoren la eficiencia, tanto a nivel doméstico como industrial”.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.