secundaria

IBS acuerda con Biocel Energy la implantación de sus plantas en Usa, Canadá y México



VALENCIA, ESPAÑA // La compañía IBS ha firmado un acuerdo con la empresa americana Biocel Energy para el desarrollo y distribución en Estados Unidos, Canadá y México de sus plantas de tratamientos de lodos procedentes de la depuración de aguas. La empresa valenciana ha desarrollado un novedoso sistema que permite la conversión de lodos en biopetróleo a través de un proceso que recrea las condiciones de temperatura y presión a las que se encuentran sometidos los residuos de origen orgánico bajo la tierra  y que dan origen al petróleo.

Mediante este sistema que dura unos pocos minutos IBS es capaz de generar petróleo y acelerar un proceso que la naturaleza tarda millones de años en producir de manera natural.

El potencial de aplicación del sistema en Estados Unidos es muy grande, puesto que el país americano genera al año 19 mil millones de toneladas de lodos procedentes de la depuración de aguas que actualmente suponen un problema puesto que se trata de un residuo cuya gestión y traslado genera un alto coste.

Si los 19 mil millones de toneladas de lodos de depuración fueran tratados con el sistema de IBS se obtendría una producción anual de 4.000 millones de toneladas de petróleo, por lo que se pasaría de un sistema de gestión de lodos deficitarios a una revalorización en un bien tan preciado como el petróleo.

El objetivo de IBS y Biocel es terminar 2010 con la instalación de 5 plantas, lo que supondría un negocio de unos 10 millones de dólares para la compañía valenciana. El acuerdo suscrito entre las dos compañías contempla unos royalties que la empresa americana pagará por cada planta instalada como concesionaria de la tecnología de IBS.

Actualmente Biocel Energy e IBS están construyendo la primera planta piloto en la localidad de Fort Lauderdale situada en Florida y también ultiman la construcción de una planta en las inmediaciones de lo localidad canadiense de Montreal. La capacidad de producción total de la planta es de 1.600 toneladas al mes y será una réplica de las que posteriormente se instalen junto a las plantas depuradoras. En esas mismas instalaciones se situarán los laboratorios y la sede americana de IBS USA.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.