secundaria


El ITE valora como una oportunidad para reducir costes la liberalización de las tarifas



VALENCIA, ESPAÑA // Vicente Fuster, Director Técnico del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) considera que, bien gestionada, la liberalización de las tarifas eléctricas puede ser una buena oportunidad para que los consumidores reduzcan su factura eléctrica.

La liberalización de las tarifas eléctricas que entra en vigor el día 1 de julio de 2009 afecta principalmente a los consumidores que tengan una potencia contratada superior a 10 kW y que en el conjunto del Estado Español son 1.200.000 usuarios. En esta horquilla se encuentran la mayor parte de las pymes valencianas. Por su parte, los consumidores domésticos, con una potencia contratada inferior a 10kW pueden elegir entre acudir al mercado y buscar la oferta más ventajosa o acogerse a la Tarifa de Último Recurso (TUR) cuyo coste fijará el gobierno, tal y como viene haciéndolo hasta el momento.

Con este panorama, el Director Técnico del ITE considera que los consumidores domésticos pueden encontrar una oportunidad de reducir su factura de la luz si, a pesar de no estar obligados, buscan precios más económicos y mejores servicios. En este sentido Vicente Fuster considera “que si las comercializadoras quieren captar clientes entre los más de 25 millones de consumidores domésticos que hay en España, tendrán que ofrecer tarifas más reducidas que las que ofrece el gobierno en la Tarifa de Último Recurso”. Sin embargo, el técnico del ITE también recomienda tranquilidad y estudiar detenidamente cada oferta “ya que los consumidores finales no tienen ningún tipo de penalización si no salen al mercado, tal y como sí ocurre con los consumidores de potencia contratada superior a 10kW”.

Recomendaciones Básicas

Vicente Fuster ha enumerado las recomendaciones que considera básicas para que los consumidores domésticos puedan aprovechar la liberalización de las tarifas eléctricas. En este sentido considera que lo primero que tiene que hacer un consumidor es averiguar qué potencia tiene contratada y confirmar que está por debajo de 10kW. Posteriormente tiene que conocer qué empresas comercializadoras están autorizadas por el gobierno y qué tipo de contratos ofrecen.

En este sentido es importante prestar especial atención a la letra pequeña y a las bonificaciones que las empresas distribuidoras realizan a las comercializadoras y que deben ser trasladadas a los usuarios. De este modo se puede dar la circunstancia de que la empresa comercializadora  no traslade dicha bonificación al cliente final, si no queda reflejado explícitamente en el contrato.
Además de por el precio, el consumidor debe prestar especial atención a la solvencia de la empresa comercializadora con la que va a contratar su suministro y tener en cuenta que en la mayor parte de los contratos se obliga a un periodo de permanencia de, por lo menos un año.

Vicente Fuster, recomienda tranquilidad pero anima a “hacer un pequeño esfuerzo porque nos puede suponer un ahorro a tener en cuenta. No en balde esta normativa, pretende introducir la competencia entre las compañías para reducir el coste de la luz.”
 



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.