secundaria

Grupo Saft y ESMA acuerdan producir y comercializar supercondensadores



Grupo Saft y ESMA acuerdan producir y comercializar supercondensadoresMADRID, ESPAÑA // Grupo Saft, líder en el diseño y la fabricación de acumuladores de alta tecnología, ha firmado un contrato con la compañía rusa ESMA para colaborar en el desarrollo, producción y comercialización de supercondensadores pasando a formar parte de un mercado liderado por la tecnología de ESMA en este sector.

El convenio permite al Grupo Saft disponer de una nueva tecnología dentro de su amplia gama de tecnología punta dentro del mercado de las baterías. Los primeros resultados se contemplarán a finales del 2009, cuando la factoría de SAFT en Valdosta, (EE.UU) empiece la fabricación de una nueva generación de supercondensadores asimétricos de níquel que funcionarán en combinación con baterías en vehículos pesados, no solo para el sector industrial, o de transporte publico, sino también para una amplia gama de aplicaciones.

Además, este convenio también contempla un acuerdo de distribución de los superconsendares conjunto a KBI (Kold Ban Intermational), compañía estadounidense experta en la ingeniería diesel aplicada, la cual ya distribuye productos de EMSA en Norteamérica.

El director general de la división Baterías Industriales de la compañía Grupo Saft, Xavier Delacroix, ha destacado que “los acumuladores de ESMA han sido reconocidos por un laboratorio independiente a la empresa, como la mejor oferta en el mercado para arranque de motores a baja temperatura”.  Según Delacroix, “este contrato supone para Grupo Saft un ambicioso plan de expansión en el sector de las baterías, mientras que nuestra presencia en USA como fabricante reportara a los supercondensadores de ESMA un mercado mas amplio”.

Los supercapacitadores asimétricos de níquel

La característica más peculiar de este producto consiste en que está fabricada con un electrodo de doble capa. Esta combinación ofrece un gran número de ventajas que repercuten en una mejora del funcionamiento respecto a la tecnología simétrica: mayor energía especifica, mayor estabilidad del voltaje, tanto de los materiales como del proceso de fabricación a lo que hay que añadir un sistema de auto equilibrado. 

El diseño coincide bastante con el que promueve Grupo Saft desde que empezó a fabricar los elementos de níquel-cadmio. Además, permite que sigan funcionando a temperaturas extremas (usualmente -40º hasta +70º). Esta característica la convierte en idónea para proporcionar potencia de arranque a los motores de vehículos en altas temperaturas así como para cubrir ciclos de arranque y paradas frecuentes.

En condiciones normales estos sistemas pueden realizar cerca de millones de ciclos de carga y descarga sin mantenimiento. Los supercondensadores pueden emplearse en aplicaciones donde sean necesarios picos de potencia puntuales y almacenamiento de energía.

Foto: Grupo Saft
 



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.