secundaria

Llega la hora de las energías alternativas: de la solar a la aerotermia



Llega la hora de las energías alternativas: de la solar a la aerotermia

Durante muchos años se ha estado escuchando que era necesario apostar por la inclusión de las energías renovables en el día a día.

No solo se ha fomentado el uso de la energía solar vía ley para las nuevas construcciones, sino que, con los precios de luz actuales, está siendo el gran descubrimiento para sectores como la industria o incluso el autoconsumo en algunas zonas agrícolas y ganaderas.

La instalación de paneles solares depende mucho de su uso. El uso de la energía fotovoltaica no solo es recomendable para el autoconsumo, sino que puede ser también pensada como instalación de red o, incluso, aislada.

“Actualmente la energía solar y los paneles fotovoltaicos ofrecen muchas posibilidades para el autoconsumo, algo que está haciendo que, dada la crisis eléctrica actual y los precios disparados, sean muchos quienes se planteen dar el salto a la renovable. Desde el consumo inmediato, pasando por la acumulación vía baterías, o incluso el uso compartido, industrias, explotaciones, comunidades de vecinos e incluso particulares están viendo cómo en poco tiempo se amortiza la inversión y se deja de depender de factores externos” explican desde Solaristas.

La llegada de un precio del kwh mucho más elevado que en años pasado ha supuesto un verdadero boom para las energías renovables.

De hecho, pese a que de la que más se habla es de la solar, no hay que olvidar otras alternativas que también están cogiendo fuerza y demanda.

La biomasa o aerotermia son dos de las tendencias de renovables que más están triunfando por detrás de la solar a nivel particular.

La posibilidad que ofrece la aerotermia para la climatización tanto en verano como en invierno la está posicionando como una de las más interesantes a nivel particular e industrial ya que, al margen de que produce más energía de la que consume, además, consume en sí menos energía que cualquiera de los métodos de calefacción tradicionales. Otra de sus ventajas es que, al no necesitar apenas mantenimiento, es como un electrodoméstico más instalado en casa.

Todo un mundo por descubrir para el consumidor final que, poco a poco, va viendo las ventajas de apostar por una independencia energética mayor que la que hasta ahora existía.

Foto: Grupo Iniciativas Virtuales



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.