secundaria

El Hubgrade Solar de Veolia, único en incorporar fotovoltaica con almacenamiento para alimentarse 100% con energías renovables



Veolia, referente mundial en la gestión optimizada de recursos, ha incorporado paneles solares para alimentar el consumo energético de su Hubgrade Solar y aislarlo así de la red eléctrica. Esta mejora, que permite que el sistema genere su propia electricidad para autoabastecerse, demuestra la voluntad de Veolia por la innovación y la búsqueda constante de soluciones medioambientalmente sostenibles basadas en las energías renovables.

El Hubgrade es el centro de gestión energética de Veolia que permite controlar, analizar y resolver incidencias en las instalaciones de los distintos clientes de forma remota y a tiempo real. Desde su sede en Ontinyent, en Valencia, el Hubgrade Solar de Veolia controla más de 50 instalaciones fotovoltaicas repartidas por toda España, con un volumen total de 121,55 MW, además de todos los consumos integrados en las mismas (agua, luz, gas, etc.). En 2017, la producción total de energía de las plantas gestionadas por el Hubgrade Solar se situó en torno a 218.000 MWh. Además, desde España se colabora en la ejecución de proyectos en otros países como Marruecos, Argentina o Francia  ya que, esta tipología de Hubgrade, especializado en energía solar fotovoltaica, es único en Veolia.

“Este sistema nos permite optimizar el rendimiento de las plantas solares que gestionamos de modo que puedan optimizar la producción de energía a la vez que se reducen las emisiones de CO2 que se emiten al medio ambiente” afirma Juan Miguel Calabuig, delegado de Veolia Solar. El Hubgrade Solar da servicio de monitorización, asistencia, telegestión y  asesoramiento los 365 días del año, por lo que permite tomar decisiones y resolver las posibles incidencias de forma rápida y sencilla gracias a la visión global de las instalaciones en tiempo real.

El Hubgrade Solar cuenta con equipo multidisciplinar compuesto por colaboradores especializados en diversas áreas, que trabajan de forma conjunta en la consecución de objetivos de mejora y eficacia. El perfil del analista en monitorización se encarga de la supervisión diaria de los sistemas de adquisición de datos, así como de la atención de las incidencias y de la asignación de las órdenes de trabajo a los técnicos. A su vez, el analista de equipos supervisa y analiza los objetivos de rendimiento de las plantas. Por su parte, el responsable en telegestión se encarga de garantizar la correcta adquisición de los datos de los equipos de las distintas plantas. El equipo se completa con colaboradores que se ocupan de las auditorías, la programación de los cuadros de mando y la administración.

Caso de éxito: Jumilla, Murcia

Veolia empezó a gestionar la planta de Jumilla, en Murcia, en 2013. Se trata de una planta de 23MWp cuya producción anual es de 43.000MWh. Entre las novedades que propuso Veolia a su entrada destaca la monitorización de todos los elementos de la planta a través del Hubgrade Solar, así como la climatización de las cabinas para corregir las altas temperaturas que se estaban produciendo. Con estas mejoras se consiguió reducir el tiempo de detección de averías, optimizar el rendimiento de la planta y disminuir en un 60% los costes en correctivos. En solo dos años Veolia logró que el rendimiento de la planta de Jumilla aumentara del 78,61% de 2013 a un 82%.

 



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.