secundaria


Gandía, ciudad pionera en eficiencia energética de la mano de Alisea ESCO



VALENCIA, ESPAÑA// El Ayuntamiento de Gandía (Valencia) ha concluido el proyecto re renovación y optimización de su red municipal de alumbrado público exterior de la mano de Alisea ESCO (Efficiency Service Company), compañía del Grupo Tech Pro especializada en la prestación de servicios energéticos (ESE) que promueve proyectos de eficiencia energética, y que resultó adjudicataria del concurso público.

El contrato del proyecto, cuya vigencia será de 15 años, está valorado en más de 34 millones de euros y supondrá para las arcas del consistorio un ahorro directo de alrededor de 400.000 euros anuales, es decir, un 20% menos en el coste de la factura de la luz. Además, con la tecnología LED de Ledus que se ha instalado, y los sistemas de telemetría y gestión del mantenimiento, las emisiones de CO2 a la atmósfera se estima que se reduzcan en 1.831385 kilogramos al año, lo que supondría plantar alrededor de 300.000 árboles en una superficie que 1.500 campos de fútbol.

El Ayuntamiento de Gandía da servicio a más de 79.000 habitantes de este municipio, aunque su población flotante supera las 120.000 personas. Gandía es una de las ciudades más pobladas de la Comunidad Valenciana y un destino turístico de referencia del país que puede llegar a triplicar su población en los períodos vacacionales, lo que exige que cuente con una buena infraestructura de servicios municipales, donde el alumbrado público es uno de los más importantes. En su afán por hacer de Gandía “una ciudad más amable, pensada para las personas, sostenible y respetuosa con el entorno, se inició este proceso de implantación de iluminación LED en toda la ciudad, playa y Grau que hoy hemos finalizado”, explica la alcaldesa de Gandía Diana Morant, que destaca que “Gandía ya es una ciudad 100% LED con todos los beneficios que reporta tanto en ahorro energético como en disminución de emisión de gases contaminantes a la atmósfera”

Apuesta por el LED para la gestión eficiente de recursos

Esta iniciativa, que se enmarca dentro del programa de modernización y adaptación de la ciudad a las nuevas necesidades de alumbrado público, tiene un doble objetivo: por un lado, el ahorro económico gracias al cambio de las instalaciones de bombillas de vapor de sodio a tecnología LED, que requiere menos energía permitiendo un consumo más eficiente de luz y por tanto, un importante ahorro de costes; y por otro, el respeto por el medio ambiente.

“Consumir menos energía permite proteger el medioambiente y depredar menos recursos”, apunta Morant. “Uno de los pilares fundamentales de este nuevo gobierno es el respeto por el entorno que nos rodea y eso no pasa solo por su puesta en valor y la protección de los espacios naturales. Pasa también por la protección de la fauna y flora y, como no, por disminuir el impacto que generamos en nuestro alrededor. Por ello nos hemos embarcado en este proyecto que aporta innumerables beneficios para la ciudadanía, así como para las arcas públicas”.

Por su parte, Miguel Ángel Picornell, concejal de Servicios Básicos al Ciudadano y Calidad Urbana, destaca la importancia que ha supuesto la iluminación artificial para la sociedad. En este sentido, el regidor índice en que “Gandía no es ajena a los cambios. Hoy somos una ciudad 100% LED y agradezco la implicación de la empresa Alisea en este proyecto, sin cuya implicación y compromiso no habría sido posible, especialmente desde el punto de vista económico”. Gandía, que se ha convertido en todo un referente nacional e internacional en cuanto a la implantación de la tecnología más eficiente que existe hoy en el mercado en materia de alumbrado público, tal y como señala Picornell.

Como uno de los proyectos pioneros llevados a cabo en España de este tipo, Gandía ha pasado a ser un ejemplo para otros municipios, lo que ha generado interés de otras localidades y administraciones públicas. En este sentido, Gandía ya ha atendido la visita de una delegación del Ayuntamiento de Orihuela y una representación de la federación de municipios de Castilla – La Mancha.

Cambio, gestión y mantenimiento de luminarias

Como compañía responsable de este proyecto de eficiencia energética, Alisea ESCO se ha encargado de sustituir las más de 12.700 lámparas de vapor de sodio, tecnología que consume más energía y más contaminante) por luminarias LED de última generación de Ledus. Asimismo, durante la duración del contrato, se responsabilizará de la gestión y mantenimiento de la totalidad de la red de alumbrado público exterior de Gandía, compuesta actualmente por 13.152 luminarias. Para ello, se ayudará de 107 centros de mando de telegestión, lo que le permitirá tener un control estricto y riguroso del consumo, pudiendo detectar posibles anomalías tanto en el consumo como en el funcionamiento de la red eléctrica o del propio cuadro de mando. El telecontrol sobre el encendido y apagado de las luminarias, el control de costes asociado a los consumos, así como el mantenimiento correctivo y preventivo, o el seguimiento del inventariado, son otras de las ventajas que aporta la tecnología desplegada por Alisea.

“El objetivo de Alisea ESCO no es la ganancia económica. Nuestra máxima es trabajar para convertir este planeta en un lugar mejor y más eficiente”, subraya Francisco Martínez Yubero, CEO de Alisea ESCO, que indica que este proyecto ha supuesto importante reto para la Alisea; ya que queremos convertir a Gandía en un referente nacional y europeo en cuanto a eficiencia energética y sostenibilidad, así como un gran esfuerzo económico, pues la compañía de servicios de eficiencia energética ha asumido la totalidad del coste del proyecto, permitiendo que el consistorio de Gandía no hay tenido que destinar ninguna partida presupuestaria a esta iniciativa.

“Culminamos esta instalación y quiero felicitar a los técnicos del ayuntamiento y al equipo de la empresa que lo ha hecho posible”, indica Martínez Yubero. “Este proyecto es una muestra de colaboración público-privada, ya que el consistorio se desvincula de los consumos de energía que pasa a ser sostenido por la empresa adjudicataria”.

En este sentido, Alisea ESCO ha realizado un desembolso inicial superior a los 3,5 millones de euros, inversión que se reparte en el cambio de las luminarias y la instalación de un sistema de telegestión y telemetría que hay en los cuadros de iluminación públicos. “Esto no sólo nos permite controlar los consumos y conocer de manera exacta qué está ocurriendo en el alumbrado sino que nos optimiza y facilita el mantenimiento”, concluye el CEO de Alisea.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.