secundaria

El nuevo marco energético debe adecuarse a la realidad de cada tecnología



MADRID, ESPAÑA// La Asociación de Productores Independientes de Energía Eléctrica en Régimen Ordinario (APRIE), asegura que para evitar la descapitalización y mantener una estructura del sector equilibrada y realmente sostenible, es imprescindible dotar al mercado eléctrico de un marco regulatorio estable que contemple la realidad de cada tecnología y dentro de ella, de cada instalación.

Como ya sucedió cuando se definieron los sistemas retributivos de apoyo a las energías renovables y al carbón nacional, el planteamiento de APRIE propone considerar como variable imprescindible la rentabilidad de los diferentes proyectos, incluyendo parámetros como la amortización de las inversiones y las expectativas de ingresos para asegurar su sostenibilidad.

Dentro de las diferentes tecnologías de generación, las centrales de ciclo combinado suponen una importante contribución para la estabilidad del sistema eléctrico. La especial capacidad de estas centrales para actuar como respaldo de la producción a partir de tecnologías no gestionables (eólica, solar, etc.), en función de las necesidades reales del sistema, hace que su disponibilidad sea indiscutible en la actualidad, además de garantizar el suministro en el futuro.

En este sentido, APRIE considera que el contexto actual ha afectado a las centrales de ciclo combinado instaladas en España de manera muy desigual y que los pagos por capacidad no son suficientes para garantizar la viabilidad de determinados grupos. De hecho, estos pagos, a pesar de la subida registrada en diciembre pasado, solo remuneran parcialmente las inversiones y los costes asociados al servicio de disponibilidad al sistema. No se invierte en centrales de ciclo combinado con planes de negocio destinados a funcionar únicamente como respaldo.

Por este motivo, respecto al informe publicado por la CNE, APRIE discrepa en sus apreciaciones sobre la revisión de los pagos por capacidad, reclamando una revisión al alza de esta remuneración para asegurar la viabilidad actual y definir un escenario estable para afrontar el futuro.  

Para APRIE es de vital importancia que el nuevo esquema refleje el impacto real del contexto en las diferentes tecnologías, incrementando las actuales cantidades asociadas a los pagos por capacidad para aquellas instalaciones que no pueden cubrir sus costes con los ingresos percibidos de su participación en  mercado de producción y reduciéndolo, si corresponde, en los casos en los que esa retribución sí es suficiente. Adicionalmente APRIE considera que en el caso de que se optase por la introducción de mecanismos de mercado sería imprescindible el desarrollo de sofisticados mecanismos de supervisión del mercado eléctrico que evitasen dinámicas de compensación entre diferentes tecnologías de generación con un mismo propietario.

Finalmente señalar que para esta Asociación, es imprescindible acompasar el desarrollo de las renovables a la demanda energética real, evitando así incrementar la capacidad instalada si no se producen incrementos en la misma y si los peajes de acceso no cubren  los costes reales del sistema. APRIE destaca que, a pesar del RDL 1/2012, en el período 2012-2013 se prevé la instalación de los 11.500 MW de instalaciones régimen especial que estaban inscritos en el pre-registro a la entrada en vigor del mencionado Real Decreto Ley.

APRIE espera tener la oportunidad de trasladar formalmente estas inquietudes y planteamientos a la Administración en un encuentro que todavía no se ha producido, para contribuir con su visión y aportaciones  al objetivo común de conseguir un marco legal que favorezca la sostenibilidad y el desarrollo del mercado.

Según ha manifestado Alfonso Pascual, Presidente de APRIE, “los productores independientes representados en nuestra asociación, que cuenta con unos 4.000 MW en producción y 2.000 MW en desarrollo, estamos plenamente dispuestos a contribuir al esfuerzo colectivo que exige la actual situación del mercado, pero dentro de los límites que permite la evolución histórica de cada proyecto empresarial, las amortizaciones de cada inversión y, obviamente, la rentabilidad”.

Centrales de Ciclo Combinado

En el contexto actual, algunas inversiones realizadas en los últimos años en centrales de ciclo combinado son inviables desde el punto de vista económico. En el año 2000 la situación de escasez de capacidad, junto con el reclamo de la introducción de la libre competencia en la actividad de generación eléctrica, hizo que tanto las tradicionales compañías eléctricas como algunos nuevos entrantes considerasen rentable invertir en centrales de ciclo combinado en España.

La reducción de la demanda prevista, unida a la adopción de medidas regulatorias de apoyo a las energías renovables y a favorecer la generación a partir de carbón nacional frente  a las centrales de ciclo combinado, han jugado en contra de dichas centrales por la considerable reducción de sus horas de funcionamiento. Mientras que por el lado de los costes soportados, estos se han visto incrementados de forma insostenible.

Para el Presidente de la Asociación, “los desequilibrios del sistema eléctrico han aumentado en los últimos años hasta llegar a una situación insostenible, que exige una revisión en profundidad del mismo. Hay que crear unas reglas de juego claras y estables, que ofrezcan oportunidades a cada tecnología acordes con sus historia, evolución y realidad. No podemos permitirnos nuevas etapas de incertidumbre y cambios regulatorios que puedan mermar la credibilidad de nuestro sistema cuestionando el atractivo futuro para la inversión”.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.