secundaria

“Las instalaciones de gas natural complementan el desarrollo de las energías renovables”



Las instalaciones de gas natural complementan el desarrollo de las energías renovables

Entrevistamos a José Ignacio Molinero, Director General de GE Energy España y Portugal, que nos habla de la nueva planta de ciclo combinado de GE FlexEfficiency 50 y del papel del gas en el desarrollo del sector renovable en España.

PREGUNTA (P) ¿Por qué se debería invertir en gas en España para apoyar las energías renovables? ¿Qué va a aportar al mercado español?

RESPUESTA (R). El gas natural es una fuente de energía con una combustión más limpia y razonablemente barata, y de acuerdo con las proyecciones de la Agencia Internacional de la Energía, lo seguirá siendo durante las próximas décadas. Las instalaciones alimentadas con gas natural como nuestra nueva planta de ciclo combinado FlexEfficiency 50 no son una alternativa a las energías renovables, sino un complemento. Europa tiene como objetivo afrontar el envejecimiento de las plantas de energía fósil por medio de una mayor implantación de las energías renovables. Éstas, sin embargo, pueden causar desequilibrios en la red, como por ejemplo, cuando el sol no brilla o el viento no sopla.

La planta FlexEfficiency 50 puede ponerse en marcha de manera muy rápida y al mismo tiempo es muy eficiente. Tiene la capacidad de reaccionar de una manera inmediata a una menor generación de energía renovable, contribuyendo a la estabilización de la red, y dado que utiliza gas natural, es muy rentable. Una de las primeras plantas FlexEfficiency 50 se instalará en Turquía y combinará la central de ciclo combinado con una torre solar y un parque eólico, que suministrará energía a la red constantemente. Será la primera planta híbrida del mundo.

P. ¿Cuánto tiempo requerirá la producción de energías renovables para alcanzar el mismo coste que la energía de combustibles fósiles y la nuclear? ¿Cuáles son las innovaciones que tienen que producirse para que esto ocurra?

R. Desafortunadamente, nadie en la industria puede predecir con certeza cuánto tiempo llevará a las energías renovables ponerse al mismo nivel que los combustibles fósiles o la nuclear. Lo que sí sabemos es que hay una enorme presión puesta en las centrales eléctricas para que reduzcan sus emisiones de CO2 y que ofrezcan energía a precios asequibles, al mismo tiempo. Por ello, una planta híbrida como la FlexEfficiency 50 que se está preparando en Turquía para Metcap, que se combina con una torre solar, es económicamente interesante. El costo actual comparativamente superior de las porciones solar y eólica se reduce por el menor costo de la energía producida a partir de gas natural en la central de ciclo combinado. Plantas como esta también pueden resultar interesantes para España.

P. ¿Qué pasos debe tomar el sector de la energía para evitar la excesiva dependencia de los combustibles fósiles?

R. El sector de la energía debe continuar innovando para aumentar la eficiencia de las plantas de energía, es decir, la eficiencia de la oferta. Esto incluye la eficiencia tanto de las plantas fósiles como de las basadas en energías renovables, como también la eficiencia de la distribución a través de la red eléctrica. Creemos que no habrá una única solución para el reto energético y que debemos considerar todas las opciones que la tecnología energética nos ofrece.

Estamos en el camino correcto para alcanzar los objetivos europeos del 20/20/20, fomento de la cogeneración de alta eficiencia y de las energías renovables. En España, tenemos una buena base de tecnología de GE ya sea en las instalaciones de cogeneración, para una variada gama de industrias tales como la de refino con Cepsa, Repsol, o de las industrias papeleras, como SAICA, o las empresas mineras y manufactureras, así como la eficiencia de los edificios públicos. Con estas aplicaciones, el objetivo es contribuir a mejorar la eficiencia energética en sectores industriales muy diversos, ofreciendo una mayor independencia a nuestros clientes en su producción de energía y también la posibilidad de vender el excedente de energía a la red.

GE también busca permanentemente nuevas formas de ampliar las aplicaciones para ofrecer a sus clientes una cartera completa de soluciones para la producción de energía. Como testimonio de esta inquietud de GE, la adquisición de empresas como Calnetix, con una tecnología que permite recuperar el calor residual de procesos industriales para convertirlo en energía, o Dresser, una empresa que incluye en su cartera tecnologías para motores de gas, soluciones y servicios de medición, regulación y control para el gas que nos permiten ofrecer a nuestros clientes nuevas posibilidades de optimización de sus instalaciones. También tenemos una buena base instalada en parques eólicos en España y contamos con la infraestructura de red necesaria para gestionar la oferta y la demanda

P. GE también hace hincapié en la eficiencia energética. ¿Qué medidas se están tomando para hacer un mejor uso de las infraestructuras de energía y para hacerlas más eficientes?

R. En GE, hemos invertido en nuestra cartera global con el fin de ofrecer capacidad de generación de energía eficiente a través de tecnologías energéticas más limpias. Recientemente hemos lanzado una nueva gama de productos eficientes, incluyendo la nueva planta FlexEfficiency 50, una altamente flexible y eficiente central de ciclo combinado que ayuda a aprovechar enormemente el gas natural, al mismo tiempo que forja un camino nuevo para acelerar la adopción más amplia de las energías renovables, todo ello con un menor impacto sobre los recursos naturales.

La central de ciclo combinado FlexEfficiency 50 tiene capacidad de 510 megavatios y ofrece una eficiencia energética superior al 61 por ciento. La planta es el resultado de una inversión por parte de GE de más de $ 500 millones en investigación y desarrollo, y una parte clave dentro de su continuo trabajo para crear y fabricar tecnologías en todo el mundo que proporcionen energía más limpia y eficiente.

P. GE Energy y EDF, una de las principales compañías del mundo y el principal proveedor de electricidad de Francia, acaban de firmar un acuerdo para desarrollar la primera planta FlexEfficiency 50. ¿Qué significa esto para la producción de energía en Europa?

R. La firma de esta alianza estratégica marca un nuevo capítulo en la historia industrial de generación de energía con combustibles fósiles, compartida por GE Energy y EDF por casi 40 años. Esta relación estratégica con una de las principales compañías eléctricas del mundo demuestra el continuo interés y avance de la cartera de GE FlexEfficiency en tecnologías eficientes y bajas en carbono. Este acuerdo complementará el mix existente y previsto de los activos de generación de energía en este emplazamiento, a la vez que contribuye a la conservación del gas natural y a la reducción de gases de efecto invernadero. Mediante una flexibilidad y eficiencia sin precedentes, la planta también ayudará a Francia a abrirse camino para alcanzar los objetivos energéticos de Europa de 20/20/20.

Este importante acuerdo representa el primer proyecto de este tipo de tecnología y creemos firmemente que FlexEfficiency 50 también será adecuado para España, con su significativa penetración de las energías renovables en la red. Su flexibilidad de operación permitirá a la planta responder rápidamente a las fluctuaciones de demanda de la red, cuando el viento no sopla o el sol no brilla, allanando el camino para un mayor uso de recursos renovables como la eólica y solar en Europa y en España.

P. ¿Son la innovación y la investigación claves para resolver la crisis energética?

R. La innovación y la investigación son sin duda factores clave de progreso y pueden ayudar a resolver esta crisis. El desarrollo de soluciones inteligentes, sin embargo, es sólo el primer paso. La siguiente pregunta debe ser si las compañías energéticas están lo suficientemente incentivadas para implementar estas soluciones. Al final del día, se trata de empresas y todo lo que hacen tiene que tener un sentido financiero. A veces, por ejemplo, tiene mucho más sentido no tener que construir una nueva planta sino mejorar una ya existente.

En 2010, en concreto, GE continuó liderando la innovación en tecnologías limpias, comprometiéndose con casi $ 2 mil millones para investigación y desarrollo y el lanzamiento del Desafío Ecomagination, un concurso de innovación colaborativa con las principales firmas de capital riesgo con el establecimiento de un fondo de $ 200 millones para impulsar y financiar la innovación en tecnologías limpias. Además ayudó a impulsar la adopción de vehículos eléctricos (EV) mediante la compra de 25.000 vehículos eléctricos, el mayor compromiso individual en la historia, el lanzamiento de la solución de carga fácil de utilizar Wattstation, y la construcción total de los sistemas EV para los clientes, desde la batería a la red.

También GE mantuvo la cartera de Ecomagination y se centró sólo en las tecnologías más innovadoras, como por ejemplo la primera solución de Required Navigation Performance (RNP) aprobada por la “FAA”, que ayuda a reducir los costos de combustible y las emisiones de los vuelos, y ”Nucleus”, una tecnología de medición inteligente que ayuda a los propietarios de viviendas a gestionar el uso de energía. Se lanzaron 22 productos Ecomagination y nuevas soluciones, con lo que el total de la cartera ascendió a 110 productos. Esta inversión pone a GE en la posición adecuada para cumplir con su compromiso de invertir en I + D $ 10 mil millones entre 2010-2015.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.