secundaria

Desarrollan tecnologías de producción de energía con menor impacto ambiental



VALENCIA, ESPAÑA// Las microalgas se pueden utilizar para la obtención de energía, estos microorganismos fotosintéticos que viven en el medio acuático son capaces de producir biomasa. Para crecer, necesitan CO2, nutrientes, agua y luz. A su vez, las plantas de biogás generan lodos digeridos (digestatos) y CO2 procedente de la combustión del biogás.

ainia centro tecnológico está trabajando en el proyecto ALGAMET, cuyo objetivo es desarrollar técnicas de cultivo de microalgas a partir de los flujos residuales de la producción de biogás aprovechando a su vez dicha biomasa algal como sustrato que permita incrementar la productividad de las plantas de biogás.

Microalgas producidas junto a las plantas de biogás.

ainia ha comprobado que tanto los digestatos (que poseen un alto contenido en nutrientes) como el CO2 (procedente de la combustión de biogás), aportan 2 de los 4 requerimientos indispensables para el cultivo de microalgas fotoautotróficas (nutrientes, CO2, agua y luz). A demás se ha verificado que ciertas especies de microalgas alcanzan altas tasas de crecimiento utilizando dichos flujos residuales, siempre y cuando dispongan de suficiente luz.

Para ello, apunta Jorge Bauzá del departamento de Calidad y Medioambiente de ainia, “se han seleccionado y cultivado microalgas procedentes de diversos medios naturalmente colonizados por algas (aguas estancadas, plantas depuradoras, etc.) evaluando, entre otros, aspectos su resistencia ambiental, su capacidad para consumir nutrientes, su cinética de crecimiento o su potencial para obtener biogás”.

Bauzá apunta además que “no existe un único tipo de microalga ideal con alta tasa de crecimiento, alta resistencia ambientalmente y que aporte gran cantidad de biogás por unidad de masa; sino que en general existen varias y entre las que, las microalgas locales suelen ser las mejor adaptadas respecto a especies de laboratorio”.

Por otro lado, subraya que “el hecho de reutilizar los digestatos y el CO2 producidos por las plantas de biogás permitiría generar biomasa algal de forma sostenible (de ser posible junto a la planta de biogás) y de esta forma mejorar la eficiencia de las plantas de biogás agroindustrial”.

Combinación con otros residuos orgánicos

Por otro lado, las microalgas poseen un alto contenido en Nitrógeno por lo que deben ser combinadas con otros residuos orgánicos (p/ej. Glicerina industrial) que permitan obtener mezclas equilibradas respecto a su relación Carbono y Nitrógeno.

Finalmente, Jorge Bauzá explica que “el proyecto va dirigido a generar un co-sustrato (microalgas) en sistemas de bajo coste que permitan mejorar la eficiencia y la sostenibilidad de las plantas de biogás sin competir por ello con cultivos alimentarios”.

El proyecto ALGAMET, cofinanciado por el Instituto de la Pequeña y Mediana Industria de la Generalitat Valenciana (IMPIVA) y los Fondos FEDER dentro del Programa de Ayudas a la I+D dirigidas a Institutos Tecnológicos, se enmarca dentro de la línea de trabajo en sostenibilidad de ainia.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.