secundaria

El presidente y director ejecutivo de Peabody Energy, Greg Boyce detalla el ‘Plan Peabody’ para eliminar la pobreza y la inequidad energéticas



MONTREAL, CANADA//El presidente y director  ejecutivo de Peabody Energy, Gregory H. Boyce, delineó hoy un plan de varios  pasos para eliminar la pobreza y la inequidad energéticas mediante la  liberación del poder del carbón para fomentar la seguridad de la energía,  generar estímulo económico y crear soluciones medioambientales.

El “Plan  Peabody” se presentó durante un discurso destacado que tuvo lugar en el XXI  Congreso Mundial de la Energía de Montreal, encuentro que constituye un lugar  de reunión de líderes energéticos globales provenientes de cerca de cien  naciones miembros que se convoca cada tres años.

Boyce solicitó un mayor uso del carbón para expandir la electrificación e  impulsar la creación de trabajos y de economías globales, a la vez que instó  la implementación de tecnologías carboníferas ecológicas para alcanzar  objetivos medioambientales.

“La mayor crisis que enfrentamos en el siglo XXI no se relaciona con el  medioambiente a futuro tal como lo predijeron los modelos informáticos, sino  una crisis humana que en la actualidad podemos resolver. Durante mucho tiempo,  muchas personas se han centrado en el juego incorrecto”, dijo Boyce.

“Por cada persona que ha expresado una meta de gases del efecto  invernadero para el 2050, necesitamos otras diez personas u organismos que  trabajen en favor de un acceso energético amplio. Solo cuando tengamos una  economía en crecimiento, efervescente y global que ofrezca acceso energético y  una mejor condición humana para los miles de millones que no poseen estos  elementos podremos acelerar los avances en relación con el medioambiente,  tales como una reducción en los gases del efecto invernadero”.

Boyce remarcó que existen 3.600 millones de personas en el mundo -más de  la mitad de la población mundial- que no poseen un acceso energético adecuado.  Otros 2.000 millones necesitarán energía a medida que la población continúe  creciendo en las próximas dos décadas. Estas predicciones implican que el  mundo va en camino a tener entre 5.000 y 6.000 millones de personas sin un  acceso adecuado a la electricidad en tan solo 20 años.

“Los estudios – y el puro sentido común – nos revelan que el acceso a la  electricidad ayuda a que la gente viva más y mejor. Y, sin embargo, cada año  perdemos más de 1,5 millones de personas debido a los efectos de la pobreza  energética”, dijo Boyce. “No podemos darles la espalda a estas brutales  estadísticas. Debemos poner a las personas en primer lugar. Ellas son el valor  primero”.

Boyce instó a reconsiderar las prioridades para cumplir lo siguiente:

  • Eliminar la pobreza energética como primera prioridad.
  • Crear acceso energético para todos para el 2050.
  • Promover todas las formas de energía para acceso a largo plazo,  reconociendo que el carbón es el único combustible que puede cumplir la  creciente demanda energética mundial.
  • Implementar tecnologías carboníferas avanzadas en vistas de generar  emisiones cercanas a cero.

Boyce puntualizó que reemplazar los aproximadamente 1.000 gigavatios de  plantas de carbón tradicionales con plantas supercríticas impulsaría una  importante reindustrialización global y enormes reducciones de dióxido de  carbono sin utilizar captura ni almacenamiento de carbono.

El reemplazo de las plantas más antiguas crearía $4,3 billones en  beneficios económicos y 21 millones de nuevos trabajos en la construcción  durante un ciclo de cuatro años hasta que se completen las obras, según un  estudio de Management Information Services de Washington, D.C. Las emisiones  de dióxido de carbono que se evitarían equivaldrían a eliminar más que la  totalidad de autos de pasajeros de los Estados Unidos. El Plan Peabody insta a  lograr los siguientes objetivos:

1. Trabajar para eliminar la pobreza energética e impulsar las economías  globales asegurando que al menos la mitad de la nueva generación se abastezca  de carbón, la fuente de energía de carga base dominante en el mundo.

2. Reemplazar los 1.000 gigavatios de plantas de carbón tradicionales con  plantas supercríticas y ultrasupercríticas, que son más eficientes y están  preparadas para capturar el carbono.

3. Desarrollar al menos 100 proyectos importantes en todo el mundo que  capturen, almacenen o utilicen el dióxido de carbono de plantas de carbón  dentro de 20 años.

4. Implementar importantes proyectos de carbón a gas, carbón a químicos y  carbón a líquidos en todo el mundo durante los próximos 10 años. Tales plantas  están en pleno desarrollo en China; desarrollarlas en otros lugares reduciría  la riesgosa dependencia del escaso petróleo y el volátil gas natural.

5. Comercializar e implementar tecnologías carboníferas limpias de próxima  generación a fin de lograr una continuada mejora en el medioambiente y, en  última instancia, emisiones cercana a cero.

El carbón es el combustible que más rápido crece en el mundo, y su uso se  expandió cerca del 50% durante la última década. “Cada incremento multiplicado  por diez en la electricidad está asociado con un sensacional aumento de diez  años de vida”, dijo Boyce. “El carbón es el único combustible sustentable con  la escala para satisfacer las necesidades energéticas primarias de las  crecientes poblaciones y economías del mundo”.

El plan de Peabody podría llegar a eliminar la pobreza y la inequidad  energéticas y asegurar un acceso global completo a la electricidad para el  2050. Boyce dijo que el progreso socioeconómico del mundo en vías de  desarrollo también es tarea de los líderes de las naciones desarrolladas. “La  pobreza y el estancamiento energético azotan del mismo modo,  independientemente del color de bandera de uno”.

El Consejo Mundial de la Energía se estableció en 1923 y es una  organización multienergética con comités miembros en 100 países. El Congreso  de 2010 ha reunido a más de 5.000 líderes mundiales del campo de la energía de  la industria, los Estados, el mundo académico, las organizaciones  internacionales y las asociaciones industriales.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.