secundaria

KWB invierte 47 millones en investigación y desarrollo en calefacción por biomasa



MADRID, ESPAÑA // La empresa austríaca KWB fabricante de sistemas de calefacción de biomasa ha invertido en investigación y desarrollo el 20 por ciento del volumen de negocio del último año, 47,1 millones de euros.

La empresa posee el centro privado de investigación de la biomasa más grande de Europa, en el que trabajan 23 de sus 182 empleados. KWB es reconocido internacionalmente, cuenta con numerosos socios de investigación y colabora con instituciones de renombre como el Instituto Fraunhofer o el Instituto Alemán de Aeronáutica y Astronáutica.

El objetivo de KWB es claro: mantenerse como líder indiscutible en innovaciones en el mercado. Desde la directiva de la empresa declaran que "por lo menos, una innovación fundamental por año es nuestro objetivo". El uso de la energía orgánica se está convirtiendo en una verdadera pasión a gran nivel, según explican Erwin Stubenschrott y Stephan Jantscher, máximos responsables de la gestión de KWB.

Lo que comenzó como un sistema de calefacción para atender una urbanización, ha pasado ahora a contar con más de 25.000 clientes en toda Europa, que utilizan el calor de la calefacción de biomasa KWB. Y la expansión geográfica de KWB es una demostración más del protagonismo y la confianza que supone la calefacción con biomasa. Se comenzó con el establecimiento de una filial en Francia, y ahora KWB dispone de oficinas en once países y de interesantes mercados en toda la UE.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.