secundaria

Tecnología y biofertilizantes contribuyen a la agricultura sostenible



Tecnología y biofertilizantes contribuyen a la agricultura sostenible

En la actualidad, las nuevas tecnologías impactan positivamente en la agricultura para garantizar prácticas a gran escala sin un impacto negativo en el medioambiente. La agricultura sostenible es la evolución de uno de los trabajos más antiguos de la humanidad. La demanda de alimentos aumenta constantemente y, por lo tanto, es necesario adaptar las técnicas de producción limitando, al mismo tiempo, su impacto en el entorno natural. ¿Qué tecnología y biofertilizantes contribuyen a la agricultura sostenible?

La tecnología mejora la agricultura

La innovación agrícola no solo promueve la producción más eficiente de alimentos, sino que también garantiza el menor impacto posible en el medioambiente. Entre algunas de las más recientes tecnologías que avanzan para alcanzar la agricultura sostenible e impulsar un desarrollo rural más eficiente, podemos mencionar:

Técnica del insecto estéril: Conocida como TIS, esta técnica se apoya en una tecnología que evita la reproducción de plagas de insectos.

FAMEWS: FAMEWS es una app móvil que ayuda a detectar la presencia de la oruga de col o gusano cogollero en los cultivos.

Agricultura hidropónica: Esta técnica agrícola permite cultivar plantas en entornos áridos ya que utiliza disoluciones minerales en lugar de suelo fértil.

Drones: Los drones son capaces de evaluar mucho más rápido los daños ocasionados en los cultivos para solucionar los problemas cuanto antes.

Los biofertilizantes reducen el uso de pesticidas

Los biofertilizantes son aquellos que se elaboran a partir de hongos y bacterias, evitando el uso de sustancias químicas. Estos hongos y bacterias viven en simbiosis con las plantas y las ayudan a obtener los nutrientes que necesitan para su desarrollo. Por lo tanto, todos estos tipos de fertilizantes constituyen una fuente sostenible de abono para la agricultura ya que, al tratarse de microorganismos que se encuentran presentes en la naturaleza, no se produce un impacto negativo en el medioambiente por su uso. Algunos de los principales beneficios de utilizar biofertilizantes son los siguientes:

Aprovechan los residuos orgánicos.

Ayudan a recuperar la materia orgánica del suelo, lo que permite fijar carbono y mejorar la capacidad de retención de agua.

Mejoran la textura del suelo, aumentando su vida útil y maximizando las condiciones de cultivo.

Se pueden usar en muchos tipos de suelos distintos.

Ayudan a las plantas a asimilar nitrógeno, cobre, hierro o zinc, entre otros nutrientes.

Disminuyen la contaminación del agua.
Al ayudar a las plantas a adquirir nutrientes, los biofertilizantes mejoran la producción de los cultivos gracias a que los microorganismos producen sustancias para estimular el crecimiento vegetal. Al ser naturales, no contaminan el entorno ni los cultivos producidos. Todo esto quiere decir que, con el tiempo, los biofertilizantes reducirán progresivamente la necesidad de usar pesticidas y herbicidas de origen químico, contribuyendo aún más al cuidado del medioambiente.

La agricultura evoluciona junto a las necesidades alimenticias de la humanidad. Para acompañar esta evolución, la tecnología desarrolla nuevas técnicas y posibilidades de cuidar los cultivos, limitando el impacto negativo en la naturaleza. Por su parte, los biofertilizantes ofrecen una alternativa natural a los pesticidas y herbicidas para el desarrollo de las plantas y los cultivos. Las innovaciones tecnológicas y los biofertilizantes contribuyen a la agricultura sostenible y nos acercan un poco más a prolongar la vida en el entorno natural.

 



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.