secundaria

Tecnologías verdes: Ganancia para la empresa y el medio ambiente



Por Viviana Tobar, Head of Demand de Thoughtworks

Cuidar el medio ambiente es un tema que ha ganado mucha fuerza en los últimos años. Prácticas como reciclar, reutilizar ciertos recursos, separar los residuos o disminuir el consumo de energía han demostrado que pueden generar un significativo cambio en el ecosistema del planeta.

Hoy, incluso la tecnología contribuye a mitigar el fenómeno del Cambio Climático. Preferir computadores o tablets permite disminuir el uso de papel; tener electrodomésticos inteligentes favorece el consumo responsable de energía o tener autos eléctricos minimiza la contaminación de los vehículos que usan combustibles fósiles.

Si bien, estos avances tecnológicos han llegado a solucionar las consecuencias negativas del comportamiento humano en la Tierra, aún queda mucho por hacer. Como expertos en tecnología, debemos abogar por el uso de esta rama científica con un sello más verde y amigable con el medio ambiente. Y es que Chile es líder en esta materia, pues el software Mimasoft -premiado por Corfo y ProChile- permite medir, monitorear y analizar en tiempo real el ambiente. Gracias a esta invención que identifica y soluciona las problemáticas medioambientales, las empresas chilenas han podido disminuir en más de un 40% su huella de carbono y en alrededor de un 20% su impacto con el entorno.

Sin duda, el cuidado por el medio ambiente ha dejado de ser una creencia personal para convertirse en un tema de incumbencia a nivel global, donde las organizaciones y sus procesos se han ido adaptando -de forma orgánica- dando paso a las llamadas tecnologías verdes. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer.

Desde el ámbito más puro de la tecnología hay mucho que podemos hacer. En Thoughtworks somos conscientes de que la forma en que se diseña, desarrolla e implementa el software tiene un impacto importante en el consumo de energía. Por lo que las empresas deben incluir el tema del software y sus tecnologías en sus esfuerzos de sostenibilidad.

Cada carga de trabajo que traslada  la nube utiliza energía, algunas más que otras, y muchas veces es probable que las compañías  estén consumiendo más energía de la necesaria, lo que significa que además de las implicaciones ambientales, las empresas podrían ver un aumento en los costos de la nube si no analizan con precisión sus necesidades.

Thoughtworks, en su compromiso con el medioambiente tiene actualmente equipos que trabajan específicamente en esta área: “Green cloud”, donde involucran organizaciones de tecnología y TI, y buscan reducir el gasto en la nube y las emisiones de carbono. Cloud Carbon Footprint, es la solución creada por Thoughtworks que proporciona la visibilidad  y las herramientas para medir y monitorear los datos de uso de la nube. Esto ayuda a los equipos a producir métricas de sostenibilidad y ahorro de costos que se pueden compartir con los stakeholders. También permite que los equipos de desarrollo creen y ejecuten nuevas prácticas recomendadas en técnicas de optimización de la green cloud para que la organización pueda continuar progresando en un viaje hacia la nube sostenible.

Las empresas debemos asumir la responsabilidad que tenemos en materia medioambiental, dando prioridad a estas tecnologías, es decir, potenciar la utilización de todos los bienes o servicios diseñados en pro de mejorar y preservar los recursos naturales. De hecho, contribuir con estas prácticas no solo es una ganancia para el cuidado del ecosistema, sino también, para el bolsillo de las compañías. Pensar en verde optimiza los recursos y beneficia el ámbito financiero.

 



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.