secundaria

Ennera lleva la energía solar a 48 hospitales de Zimbabue



IBARRA, ESPAÑA//Ennera ha finalizado la instalación de nuevos sistemas solares híbridos en 48 centros hospitalarios rurales de Zimbabue. Cada uno de ellos cuenta con una potencia solar de 5kWp y una capacidad de almacenamiento de 24kWh, mediante baterías de gel. Esta tecnología permite una mayor vida útil y reduce las necesidades de mantenimiento. Los sistemas híbridos garantizan el suministro eléctrico a los frigoríficos para las vacunas y las unidades de neonatos, que hasta ahora no han podido contar con una red de suministro fiable. Cabe destacar que en Zimbabue, el acceso a la energía es primordial para el funcionamiento de los centros de atención primaria en zonas rurales, ya que la falta de electricidad y las caídas de la red son una constante en todo el país.

Los 48 sistemas se han instalado en los centros sanitarios, en suelo o cubierta, por parte de empresas locales subcontratadas por Ennera, que ha desarrollado, por su parte, la función de epecista del proyecto. Los trabajos forman parte del nuevo Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Zimbabue y busca el mayor autoabastecimiento energético de las instalaciones sanitarias dispersas por todo el país. Además, se engloba en la iniciativa “Solar forHealth”, financiada por el Global Fund, organismo no gubernamental centrado en mejorar las condiciones sanitarias de los países menos desarrollados del planeta. El fin es dotar de electricidad a 500 hospitales del país solventando, con energía solar, los problemas de abastecimiento que sufren los centros situados en las zonas más aisladas.

Los responsables de Ennera, que comenzaron el proyecto en marzo de 2017, han destacado la relevancia de este desarrollo que ha supuesto “un importante reto a nivel logístico para Ennera, debido a las dificultades que presentan el terreno y las comunicaciones en el país”.
En este sentido indican que “a pesar de las dificultades, la instalación de los 48 sistemas híbridos se ha realizado en un tiempo récord de cinco semanas gracias a la colaboración y esfuerzo del socio local, que ha hecho posible la labor de poner en marcha tres equipos al mismo tiempo sobre el terreno al ritmo de una instalación al día por equipo”.

Este proyecto es un ejemplo del compromiso de sostenibilidad y desarrollo de Ennera con las personas. El principal objetivo conseguido ha sido el aseguramiento del suministro y de la estabilidad energética para cada centro sanitario y de la colectividad a la que atiende.

“Además, las comunidades dependientes de cada uno de ellos cuentan ahora con un nuevo punto de referencia en caso de urgencia, debido a la buena conectividad con la que cuentan las instalaciones de atención primaria gracias a los sistemas solares híbridos. Esta ventaja sobrepasa el aspecto sanitario, ya que el hecho de disponer de conexión en zonas aisladas mejora los tiempos de respuesta ante cualquier situación que así lo requiera”, añaden.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.