secundaria

Orgullo Solar reivindica la visibilización del colectivo de mayores LGTBI, alimentado con la energía solar, una energía transformadora que es de y para las personas



Orgullo Solar reivindica la visibilización del colectivo de mayores LGTBI, alimentado con la energía solar, una energía transformadora que es de y para las personas

MADRID, ESPAÑA// Ha transcurrido un mes de la celebración, en Madrid, de la mayor manifestación del orgullo LGTBI, cuyo objetivo este año era reivindicar la despatologización de las personas transexuales y denunciar la opresión que se vive en otros países y cuarenta años de la primera manifestación del movimiento LGTBI en España. Ésta última, una marcha inclusiva, por las Ramblas de Barcelona, que congregó a numerosas personas, muchas de las cuales militaban en la política, no necesariamente del colectivo, que pedía la despenalización de la homosexualidad y la derogación de  la Ley 16/1970 sobre Peligrosidad y Rehabilitación Social, lo que no sucedió hasta el 26 de diciembre de 1978.

Bajo el mandato de esta norma de la dictadura franquista, muchos compañeros y compañeras LGTBI fueron injustamente apresados, maltratados, perseguidos, vejados, sometidos a tratamientos de choque, tratados como los peores delincuentes y todo esto simplemente por tener una orientación sexual o una identidad sexual o de género diferente a la aceptada por el régimen. Muchas de esas personas forman parte hoy del colectivo de mayores LGTBI.

En 40 años las cosas han cambiado mucho en España, sin embargo, para aquellas personas pioneras en alzar la voz contra las injusticias, en marcar el camino de la lucha y en reclamar sus Derechos, el espacio de reconocimiento es pequeño o incluso, en muchos casos, inexistente.

Ante esta situación, Ecooo y la Fundación 26 de Diciembre lanzan Orgullo Solar, la primera campaña de financiación que promueve las energías limpias al tiempo que ofrece apoyo económico al colectivo de mayores LGTBI. Un proyecto, por tanto, con doble incidencia: medioambiental y social.

Por ello, un mes después de la celebración del World Pride en Madrid, al que han asistido más de dos millones de personas, es necesario recordar que la conquista de Derechos es diaria y, una parte de lo alcanzado a día de hoy, se le debe a aquellas personas que decidieron enfrentarse a la persecución y la represión para que hoy podamos vivir nuestra orientación sexual o identidad sexual o de género desde la visibilidad. Personas, hoy ya mayores, que sufren el ostracismo, la invisibilización y la falta de apoyos o ingratitud de una parte de la sociedad y las Instituciones. Personas que con un gran esfuerzo y lucha lograron vivir parte de sus vidas fuera del armario ahora tienen que regresar a él, y volver a vivir con miedo porque a los mayores LGTBI, por ejemplo, en las instituciones como residencias de mayores no les permiten vivir su orientación sexual e identidad sexual o de género en libertad. Personas como Brenda, Federico o Rosa, que muestran una orgullosa vida y que han visto iluminados sus primeros recuerdos, en un acto de recuperación de los referentes pasados.

Como apuntaba Rosa, “Me gustaría imaginarme un futuro más equilibrado, con una armonía y energía potente en la forma de comportamiento de unas personas con las otras, desde el respeto y el cuidado mutuo”, es necesario construir un futuro justo y sostenible. Un futuro para el recuerdo.

La propuesta que se hace desde Orgullo Solar es sencilla: las personas interesadas pueden participar con sus ahorros (desde 100€) en la financiación de una instalación fotovoltaica comunitaria, socializada por ecooo. De esta forma, se convertirán en productoras de su propia energía renovable y entrarán a formar parte de un proyecto colectivo en el que ya participan más de 2800 personas. Su inversión les reportará ingresos durante 23 años, con un 5% de rentabilidad después de impuestos.

Una forma eficaz de luchar contra las inaceptables trabas que la normativa impone a las renovables distribuidas y, al mismo tiempo, una manera de actuar contra la discriminación de las personas por su orientación sexual o su identidad de género. El proyecto Orgullo Solar, que va a suponer una inversión total de 74.370€, proporcionará a la Fundación 26 de Diciembre unos ingresos anuales mínimos de 750€, durante 23 años, destinados a financiar sus programas con el colectivo de mayores LGTBI, un colectivo olvidado e invisibilizado en muchas ocasiones.

Orgullo Solar pretende mostrar el posicionamiento de una gran comunidad en favor de la defensa de los Derechos LGTBI y hacer un merecido reconocimiento a las personas que llevan tantos años conquistando estos Derechos. Al mismo tiempo que busca incrementar el número de personas que apoya, con sus actos, la necesaria y urgente transición energética, ante los desafíos medioambientales que afronta un planeta al borde del colapso.

Foto: Orgullo Solar.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.