secundaria

WWF pide un consumo eficiente de la energía en verano con la campaña Eurotopten para proteger el planeta



MADRID, ESPAÑA// Con los termómetros situados en los 40 grados centígrados, WWF recuerda la importancia de mantener los hogares frescos reduciendo la iluminación artificial y utilizando ventiladores de techo, que consumen hasta un 80% menos de energía que el aire acondicionado. La organización alerta también de que un derroche energético, sumado a las altas temperaturas en las grandes ciudades, incrementa la sensación de calor por el efecto de ‘isla de calor’. La solución pasa por reducir el consumo energético y apostar por las propuestas recogidas en el proyecto de WWF Eurotopten.

Con el objetivo de evitar el abuso energético en verano por el aire acondicionado y los equipos electrónicos, WWF recuerda algunos consejos que permiten reducir el impacto ambiental del consumo de energía visitando la web www.eurotopten.es, donde se asesora a los ciudadanos sobre cuáles son los equipos más eficientes en el mercado español.

La organización subraya la importancia de utilizar elementos de protección solar exteriores, como persianas y toldos; e interiores, como cortinas de colores claros. También recomienda pintar los edificios en tonalidades claras y poner plantas en las terrazas para crear un microclima más fresco. Otra opción poco costosa y eficiente energéticamente son los ventiladores de techo, que consumen un 80% menos de energía que los equipos de aire acondicionado, por lo que se emite menos CO2 a la atmósfera. Sin embargo, si se elige un equipo de aire acondicionado, es mejor obtener uno eficiente de categoría A+++ que puede llegar a consumir menos de un tercio de energía que uno de categoría B o C.

Además del derroche energético por el uso del aire acondicionado, WWF recuerda que los primeros seis meses de este año han batido los récords mundiales de calor, lo que hace temer a la organización que 2016 vaya camino de convertirse en el año más caluroso de la historia. Una de las consecuencias de este incremento de la temperatura se vive cada verano en las grandes ciudades por el efecto ‘isla de calor’, que consiste en la dificultad de bajar el calor durante la noche por el efecto del hormigón y demás materiales absorbentes del calor de las urbes y por el uso masivo de equipos de climatización

“Tenemos que cambiar el modelo de climatización de nuestras ciudades y apostar por uno que consista en la climatización pasiva de nuestros edificios, que pueda reducir el consumo energético, beneficiar el planeta y mejorar nuestra calidad de vida”, apunta Giorgos Tragopoulos, técnico de eficiencia energética de WWF España. Y añade: “También tenemos que ser muy eficientes a la hora de cubrir las necesidades restantes en climatización, y el proyecto eurotopten tiene las claves de esto”.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.