secundaria


Las baterías de Saft desarrolladas especialmente para el CNES, participan en el aterrizaje del módulo Philae de la ESA en el cometa Churyumov-Gerasimenko



   Las baterías de Saft desarrolladas especialmente para el CNES, participan en el aterrizaje del módulo Philae de la ESA en el cometa Churyumov-Gerasimenko

MADRID, ESPAÑA// Saft, líder mundial en diseño y fabricación de baterías de tecnología avanzada para la industria, celebra el éxito de sus baterías de litio primario suministradas al CNES (Centro Nacional de Estudios Espaciales) para el módulo de aterrizaje Philae, la carga útil de la misión Rosetta, bajo responsabilidad de la Agencia Espacial Europea (ESA). El módulo Philae, a bordo de la nave espacial, se activó con éxito tras una profunda hibernación y se preparó para ser la primera nave en realizar un aterrizaje controlado en el núcleo de un cometa.

La nave espacial Rosetta se lanzó en marzo de 2004 y hasta ahora ha realizado un viaje de más de cuarenta veces la distancia de la Tierra al Sol, incluyendo 31 meses en el espacio profundo que efectuó en hibernación con la mayoría de sus sistemas apagados. El módulo se reactivó a principios de 2014 y se situó en órbita alrededor del cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko.

Las baterías LSH20 de litio primario de Saft están incluidas en los 100kg de peso del módulo de aterrizaje Philae, parte clave en la misión Rosetta, que ha aterrizado con éxito en la superficie del cometa el 12 de noviembre. El objetivo de esta misión es estudiar la composición del polvo y la estructura de hielo del cometa durante 4 meses, mientras viaja hacia los confines interiores más calientes del sistema solar. Gracias a 10 herramientas a bordo de Philae, se obtendrán las primeras imágenes de la superficie de un cometa y se realizarán los primeros análisis in situ de su composición. Ya que se cree que los cometas contienen los ingredientes básicos para la vida, esta misión puede arrojar luz sobre cómo comenzó la vida en la Tierra.

Las baterías de a bordo del módulo Philae han sido fundamentales para el éxito de toda la misión, ya que han suministrado energía a los sistemas de a bordo incluido el equipo científico, y han apoyado la transmisión de los primeros resultados a la Tierra.

La tecnología de litio primario de Saft tiene una muy baja tasa de auto-descarga, una característica de gran valor para la misión, ya que ha asegurado una potencia máxima para las operaciones de misión crítica, incluso después de la travesía de 10 años desde la Tierra. Por otra parte, las células tienen un diseño robusto, que garantiza un funcionamiento fiable incluso bajo condiciones extremas, sometidas a aceleraciones y temperaturas experimentadas en los vuelos espaciales.

‘Desde Saft estamos encantados con el rendimiento de nuestra batería de litio en la misión Rosetta,’ ha comentado Yannick Borthomieu, Product Manager de baterías para Satélites y Módulos de aterrizaje del Grupo de baterías Especiales de Saft. ‘Como la primera nave para realizar un aterrizaje controlado en un cometa, Philae es el último de una larga lista de primeras veces espaciales de Saft.’

Foto: SAFT.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.