secundaria

La emblemática “Torre de Mérida” implantará una caldera de biomasa con la que ahorrará 390.824 euros en 15 años



MADRID, ESPAÑA//  El edificio residencial más alto de la capital extremeña, situado en la calle Almendralejo nº 47 y conocido popularmente como “Torre de Mérida”, cambiará próximamente su vieja caldera central de gasóleo por una alimentada con biomasa.  Cada vez son más los vecinos, empresas e instituciones que eligen esta fuente de energía renovable. El ahorro económico, los beneficios medioambientales y la estabilidad de precios -el gas y el gasóleo sufren subidas medias superiores al 11% desde hace más de diez años- son algunas de las razones que incentivan la apuesta por la biomasa.

Actualmente, el edificio cuenta con una anticuada caldera que consume 35.000 litros de gasóleo anuales para suministrar agua caliente y calefacción. La nueva caldera de biomasa, modelo Biofire de Herz, de 200 KW, estará alimentada por pellets, un combustible notablemente más barato que permitirá a los vecinos ahorrar  390.824 euros en 15 años. Además, la instalación contará con un sistema de monitorización que permite el control remoto y garantiza un correcto rendimiento. A estos beneficios económicos y tecnológicos hay que sumar los medioambientales: la instalación dejará de emitir 1.560 toneladas de CO2 en 15 años. Asimismo, la implantación de biomasa incrementa el valor de las viviendas gracias a la mejora de la calificación en el certificado de eficiencia energética, necesario para alquilar o vender.

Aresol Energías Renovables comenzará próximamente las obras y el próximo curso los vecinos podrán disfrutar de las ventajas de la biomasa. Esta empresa, pionera en fuentes de energía alternativas, se encarga de implantar y financiar, íntegramente, la nueva instalación. A través de un contrato de servicios energéticos, los vecinos, empresas e instituciones pueden disfrutar de una instalación de biomasa sin ningún coste para ellos. Financiación, legalización, diseño del proyecto, construcción, puesta en marcha, suministro de combustibles, mantenimiento, averías, hipotéticos riesgos técnicos, gestiones de cualquier tipo… De todo esto se encarga Aresol. El cliente sólo paga una factura por la energía que consume, factura que desde el primer día será inferior a la que pagaba antes.

Biomasa: ahorro, cuidado medioambiental y fuente de empleo

Implantar la biomasa no sólo conlleva beneficios para las personas que deciden optar por esta energía renovable. La apuesta por esta fuente energética es beneficiosa para la sociedad ya que permite la creación de empleo a nivel local, especialmente en las zonas rurales. En este sentido, Extremadura es la quinta región española con un mayor potencial de producción de biomasa, con una manufacturación que alcanza los 6,8 millones de toneladas al año.

Según el director general de Incentivos Agroindustriales y Energía del Gobierno de Extremadura, Juan José Cardesa, “la producción extremeña supone cerca del 8% de la capacidad nacional y más de un tercio de las necesidades estimadas de biomasa que posibilitarán alcanzar los objetivos del Plan de Energías Renovables en el horizonte 2020 (18 millones de toneladas/año)”. El político, en declaraciones recogidas por la Agencia Extremeña de la Energía, valora positivamente potenciar la biomasa, tanto por los beneficios comunes a todas las energías renovables como porque la bioenergía “presenta un mayor valor añadido ligado a aspectos tan importantes como el desarrollo de los sectores agrícola y forestal, la reducción del riesgo de incendios y la alternativa realista que supone evolucionar hacia un sector renovable y respetuoso con el medio ambiente”.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.