secundaria

Conergy construye su primera cubierta fotovoltaica en Bucarest con una potencia de 540 kW



MADRID, ESPAÑA – HAMBURGO, ALEMANIA//Conergy está construyendo su primera cubierta fotovoltaica en Rumanía con una capacidad total de 540 kW. El sistema fotovoltaico se ha comenzado a instalar sobre los 8.200 metros cuadrados de los almacenes de uno los productores de refrescos más grandes del mundo que está ubicado en la ciudad de Bucarest, en el distrito de Titan, diez kilómetros al Este del centro de la ciudad. Conergy es el responsable de los trabajos de planificación e ingeniería del sistema, así como del suministro de los módulos e inversores y soporte al cliente en la gestión del proyecto y la puesta en marcha. Después de la realización de dos grandes proyectos en suelo de con capacidad de 2,2 MW y 2 MW, respectivamente, este proyecto sobre cubierta se convierte en el tercero ejecutado por Conergy en Rumanía. Esta nueva instalación también será rentable bajo la regulación rumana de apoyo a las energías renovables que ha entrado en vigor el 1 de julio de 2013.

Alrededor de 2.200 módulos Conergy de la Serie P producirán anualmente unos 566.000 kilovatios hora de energía limpia, que se convertirán a través de 17 inversores en energía para inyectar en la red pública. Esta energía será suficiente para abastecer a unos 160 hogares de la capital de Rumanía. Al mismo tiempo, el sistema fotovoltaico de Conergy evitará la emisión de 280 toneladas de CO2 a la atmósfera, cada año.

Giuseppe Sofía, Director General de Conergy: “Esperamos que la nueva regulación restablezca la seguridad jurídica en la planificación de los proyectos.”

“A través del modelo de cuotas y la venta de emisiones de certificados verdes, Rumanía ha hecho grandes esfuerzos, durante los últimos doce meses, con el objetivo de impulsar el desarrollo de las energías renovables. Este año, cerca de un 14% de la electricidad total del país se está generando a través de fuentes renovables aproximándose, de esta manera, al ambicioso objetivo energético de un 20% para el 2019”, comenta Giuseppe Sofia, Director General de Conergy Italia y responsable del mercado fotovoltaico de Rumanía. “A pesar de que las cifras son esperanzadoras, no podemos olvidar que, durante las últimas semanas,  el debate político sobre las bonificaciones estatales ha generado una gran incertidumbre en el sector. Esperamos que la nueva legislación pueda proveer ahora una mayor seguridad en el desarrollo de proyectos, no únicamente para empresas como la nuestra, sino también para los propietarios e inversores que actualmente se encuentran planificando proyectos fotovoltaicos en el país”.

El nuevo sistema fotovoltaico de Conergy no dependerá de un sistema de primas para ser rentable, sino que será viable a través de un Acuerdo de Compra de Energía (PPA) y la venta de certificados verdes. Mediante los contratos PPAs, el distribuidor eléctrico compra energía solar a un precio fijo. A su vez, para cumplir con la cuota de electricidad verde exigida por el Estado, las compañías eléctricas requieren de un determinado número de certificados. Si no cumplieran con esa cuota, estas compañías estarían obligadas a acudir al mercado para comprar los certificados que necesitan para llegar al cupo establecido. Aquellos certificados que no se logren vender en el curso de un año serán adquiridos por la autoridad nacional de regulación de la energía ANRE (Romanian Energy Regulatory Authority), a un precio mínimo fijado.

Como consecuencia de la obligación en la compra de certificados, así como las provisiones del gobierno para la recompra de estos por ANRE, la electricidad está sufriendo incrementos en su precio que son repercutidos por las compañías eléctricas, tanto a clientes empresariales, como residenciales. Por esta razón, el gobierno ha tomado medidas dirigidas al ahorro. En la actualidad, las instalaciones con capacidad de hasta 10 megavatios recibían seis certificados por cada megavatio hora producido con tecnología renovable durante 15 años. El nuevo proyecto de ley prevé que solo cuatro de los seis certificados se obtengan de manera inmediata, recibiéndose el resto después de la primavera de 2017. Además, las instalaciones fotovoltaicas instaladas en suelo agrícola, o declarado como tal, no van a recibir ningún certificado en el futuro. La nueva ley también establece restricciones en su venta. El objetivo es que se realice de manera centralizada en el mercado de energía OPCOM.

La nueva ley ha entrado en vigor el pasado lunes 1 de julio de 2013. Adicionalmente, la autoridad nacional de la energía prevé reducir el número de certificados verdes emitidos, hasta tres por megavatio hora renovable producido a medio plazo. Otra serie de cambios están planificados, incluyendo una restricción en la expansión de las energías verdes, de acuerdo con los objetivos energéticos del Ejecutivo



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.