secundaria


WWF exige al Gobierno una revolución energética renovable



MADRID, ESPAÑA// WWF reclama al Gobierno que afronte una verdadera reforma energética, que fomente la energía distribuida y el autoconsumo, promocione las renovables como fuente de energía autóctona y promueva medidas de ahorro y eficiencia energética en hogares y edificios. Para ello, pide la aprobación del Real Decreto de autoconsumo con balance neto que posibilite a los ciudadanos generar y consumir su propia energía. Por el contrario, la organización está en desacuerdo con la mayoría de las medidas presentadas por el Gobierno, que reflejan un afán meramente recaudatorio y no suponen una verdadera reforma del sistema eléctrico y ni siquiera garantizará su sostenibilidad.

El Observatorio de la Electricidad de WWF de noviembre demuestra el descenso de la demanda eléctrica, situando a nuestro país en los niveles de 2005, con una demanda de 19.986 GWh debido a la crisis económica, principalmente. En cuanto a la producción eléctrica, la primera fuente de producción es la energía eólica, con un 20,8% del mix, seguida de la energía nuclear (19,3%), del carbón (19%) de los ciclos combinados de gas natural (13,3%), y de la energía hidráulica (8,6%).

WWF ha analizado la reforma energética presentada por el Gobierno sobre medidas fiscales para la sostenibilidad energética. La organización pronostica que no servirá para solucionar el déficit de tarifa si se continúa arrastrando los errores regulatorios de “parches” que no acaban con la inseguridad jurídica de las energías renovables. Esta reforma también pone de manifiesto la  falta de rumbo y planificación energética de nuestro país.

Desde WWF se reclama al Gobierno actuaciones urgentes en política energética, si realmente quiere atajar el gran reto que supone el cambio climático y que nuestro país se dirija hacia una economía baja en carbono, como están haciendo otros países de la Unión Europea (Alemania, , Austria, Dinamarca y Suecia). Para lograrlo, se debe empezar por compensar la balanza de pagos, ahorrando en importación de combustibles fósiles (petróleo y gas, principalmente), estimulando políticas que favorezcan la generación distribuida y el autoconsumo energético, y realizando una apuesta decidida por el ahorro y la eficiencia energética en los hogares y en el sector transporte.

Para reducir las emisiones y alcanzar los objetivos en energías renovables para 2020, es imprescindible la transposición de la Directiva 2009/28/CE de fomento de las energías renovables que lleva dos años de retraso en su transposición al ordenamiento jurídico español, la Directiva 2010/31/UE de eficiencia energética en edificios y la recientemente aprobada Directiva 2012/27/UE de Eficiencia Energética, con el voto en contra de España. Nuestro país no puede permitirse perder competitividad alejándose de la Hoja de Ruta de la Energía marcada por la Unión Europea para  2050.

WWF alerta de que no apostar por el desarrollo de las renovables, el ahorro y la eficiencia energética también significaría perder el acceso a los Fondos Estructurales 2014-2020 europeos (13.000 millones de euros). Por tanto, España perdería en competitividad.

Según Raquel García Monzón, Técnico de Energía de WWF España: “La próxima gran revolución será la ‘revolución energética’, en la que cambiemos el actual modelo productivo insostenible y derrochador por otro modelo energético más sostenible, equitativo y respetuoso con el Planeta. De este modo, los ciudadanos se situarán en el centro del sistema, con un papel más activo en la gestión de la demanda y el ahorro, a través de un consumo responsable. También dispondrán de contadores inteligentes (smart meters) que ofrezcan servicios al consumidor, como información en tiempo real via web o móvil de sus consumos, con redes inteligentes (smart grids) que permitan la mayor integración de las energías renovables. El último pilar de esta revolución se centra en unos  edificios de consumo casi nulo, que produzcan  su propia energía y no generen emisiones de CO2 a la atmósfera.

Y añade Monzón: “Para conseguir esta nueva realidad, es necesario que el Gobierno apueste por las energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética. Este desafío es la única herramienta para reducir la importación de combustibles fósiles y disminuir nuestra dependencia energética del petróleo y el gas, que están sujetos a la alta volatilidad de los mercados internacionales y a las tensiones geopolíticas de los países de origen. Solo siendo un país autónomo en un sector tan estratégico como el energético, lograremos recuperar la competitividad de nuestra economía”.

Por último, WWF considera que el cierre de Garoña presentado recientemente por Nucleor demuestra una vez más que las nucleares no son necesarias y que España puede generar su energía apostando por  un mix donde las energías renovables cada vez adquieran un peso y una relevancia mayor.

Resumen del Observatorio de Electricidad de noviembre 201

1.      Cobertura de la demanda eléctrica

En noviembre 2012 apenas ha aumentado la producción de electricidad si lo comparamos con los datos del mismo mes del año pasado. Si el mismo mes del año pasado la producción alcanzó los 21.979 GWh, este mes de noviembre de 2012 ha aumentado en un 0,03%, situándose en los 21.986 GWh. En el análisis de la demanda eléctrica total del Sistema Peninsular de noviembre 2012, ésta es de 19.906 GWh,  mientras que en noviembre de 2011  fue de 20.195 GWh, por lo que ha disminuido en un 1,45%.

El balance eléctrico peninsular del mes de noviembre de 2012 muestra una cobertura de la demanda del el 20,8% con energía eólica, situándola en el primer lugar, seguida de un 19,3% con energía nuclear y un 19% con carbón. El 13,3% ha sido cubierto con los ciclos combinados de gas natural, un 8,6% con energía hidráulica y el 18,9% restante con otras fuentes de energía.

En este mes de noviembre 2012 en régimen ordinario se ha generado 13.254 GWh, es decir, el 60,3% de la electricidad, mientras que en régimen especial se ha generado 8.733 GWh, el 39,7% restante.

En relación a la producción de energía de origen renovable, el mes de noviembre 2012 ha generado más que octubre de 2012, según datos de REE, sumando un total de 7.463 GWh. La energía eólica como primera fuente de generación, con una cobertura de la demanda del 20,8%, genera una externalidad positiva de ahorro en emisiones de CO2 evitadas, con una producción de 4.582 GWh, por delante de la energía nuclear (segundo puesto), de las centrales térmicas de carbón (tercer puesto), de los ciclos combinados de gas natural (cuarto puesto).

2.      Indicador de calidad ambiental

El sistema eléctrico peninsular cierra el mes de noviembre de 2012 con una disminución de sus emisiones totales de CO2 (5.115.527 ton CO2), un 2,71% inferior respecto a noviembre de 2011 (5.254.376 ton CO2). Si comparamos estas emisiones con las del mes pasado, octubre 2012, comprobamos que han disminuido un 5,09% (5.376.175 ton CO2). El resultado es una ligera mejora del indicador de calidad ambiental para las emisiones de CO2, debido principalmente a la disminución de la demanda energética debido a la crisis y al gran repunte de la producción con la energía eólica, que es una energía renovable, autóctona y limpia puesto que no emite emisiones de gases de efecto invernadero.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.