secundaria

La Fundación Francisco Godia ahorra un 35% de energía gracias a DEXCell Energy Manager



La Fundación Francisco Godia ahorra un 35% de energía gracias a DEXCell Energy ManagerBARCELONA, ESPAÑA// DEXMA, fabricante de software de gestión energética, ayuda a reducir el consumo energético de la Fundación Francisco Godia, creada en memoria del empresario catalán amante de los coches y del arte, que actualmente tiene en exposición una de las colecciones de arte más importantes de fondo privado en España.  El proyecto de eficiencia energética empezó en febrero de 2012.

La Fundación Godia tiene su sede en la Casa Garriga-Nogués, ejemplo destacado de arquitectura modernista  del Eixample de Barcelona, ideada por Enric Sagnier en 1899. Las necesidades energéticas de la Fundación se centran en el consumo de electricidad, usada en gran parte en la necesidad de mantener unas condiciones de confort muy estrictas para la conservación de las obras de arte. El reto era reducir dicho consumo sin modificar las condiciones térmicas del interior del museo y sin realizar grandes inversiones en eficiencia energética. El consumo medio anual en electricidad de la Fundación se situaba en 85.000 €.

DEXMA implantó su software de gestión energética DEXCell Energy Manager en febrero de 2012, monitorizando en tiempo real el consumo general de la Fundación, el sistema de iluminación y los subsistemas de refrigeración / calefacción y deshumectación, junto con sondas de temperatura/humedad interiores y exterior. La versatilidad ofrecida por DEXCell Energy Manager permitió utilizar diferentes equipos de medida combinando varias tecnologías al mismo tiempo, tanto inalámbrica como cableada.

Los primeros análisis realizados en DEXCell Energy Manager mostraron que el 75% del consumo de la Fundación se debía a los sistemas de climatización, mientras que el resto era iluminación y oficinas. Así pues, el equipo técnico de la Fundación Godia, liderado por Sergio Martín, se puso a trabajar en la optimización del sistema de climatización, conjuntamente con la empresa mantenedora de las instalaciones y los técnicos de DEXMA.

En total se prepararon cuatro acciones que mejoraban la gestión de las plantas enfriadoras y humectadoras de la Fundación, representando inversiones negligibles.

A principios de junio se decidió parar una de las dos centrales enfriadoras de las que dispone la Fundación en la planta cubierta, comprobando que la máquina restante era capaz de producir las frigorías necesarias para mantener las condiciones de conservación de las obras de arte. En tiempo real, se comprobó la reducción de consumo, cercano al 14%.

Durante el mes de julio se actuó en la salida de aire de uno de los humectadores, provocando que el cabal de fluido recalentado no fuese captado de nuevo en la aspiración del ciclo, reduciendo el consumo cerca de un 9%.

En septiembre se tomó la decisión de estudiar la sobrepresión, que hasta el momento se acometía en el museo para evitar el contacto de las obras de arte con el ambiente exterior. Se redujo dicha sobrepresión en un 25%, pasando de 1500 m3/hora a  1125 m3/h. Se comprobó que la sobrepresión seguía estando dentro de márgenes y el ahorro energético se cuantificó en el 12%.

Finalmente, una vez terminado el verano climático, se decidió parar la deshumectadora ya que la humedad exterior ya era lo suficientemente baja para las condiciones de conservación.

“DEXCell Energy Manager nos sirvió para poder cuantificar el coste energético de la conservación de las obras de arte, así como conocer dónde podíamos ahorrar”, comenta Sergio Martín, responsable técnico de la Fundación Francisco Godia. “Hemos reducido enormemente el consumo de climatización aplicando mejoras en la gestión, mejorando la eficiencia energética de nuestro museo y manteniendo las condiciones de conservación. Además, ya tenemos nuevas mejoras previstas para el ciclo de invierno“.

DEXCell Energy Manager ha permitido estudiar la evolución del consumo en tiempo real, cuantificando el ahorro generado en cada una de las mejoras gracias a las muchas funcionalidades de las que dispone. Con todo, el ahorro generado es de cerca de 30.000 euros anuales, que una parte será reinvertida en eficiencia energética para seguir ahorrando en los próximos años.

“Es importante resaltar el potencial de ahorro en edificios culturales como la Fundación Godia” comenta Joan Pinyol, CEO de la compañía, “el software de DEXMA monitoriza ya centenares de edificios e instalaciones (más de 2,4 millones de m2 en total) por todo el mundo que gracias a la monitorización en tiempo real y a la asesoría de un equipo de profesionales, mejoran día a día su gestión, reduciendo su consumo energético anual en hasta un 35%”.

Foto: DEXMA.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.