secundaria


IBC SOLAR dona lámparas solares a estudiantes de Senegal



VALENCIA, ESPAÑA// Las empresas IBC SOLAR AG y KAÏTO Projekt GmbH han dotado a tres escuelas de Senegal de 500 lámparas solares. Los alumnos que obtengan los mejores resultados recibirán vales para cargarlas con energía solar. El proyecto pretende impulsar la electrificación de la zona rural y fomentar el interés de sus habitantes por las energías renovables.

El escaso suministro de electricidad en la región de Casamance, en el sur de Senegal, representa un problema para sus habitantes. Sólo una tercera parte de los doce millones de senegaleses tiene acceso a la red pública de electricidad; en zonas rurales, esta cifra es aún peor, ya que sólo una quinta parte accede a la red. Hasta ahora, los habitantes tenían que generar la electricidad necesaria con generadores diesel, un método que comporta riesgos para las personas y el medio ambiente.

A fin de impulsar una electrificación respetuosa con el medioambiente en la región, IBC SOLAR y KAÏTO han dotado a las escuelas de 500 lámparas solares y han repartido vales para cargarlas. Dos lámparas suelen ser suficientes para iluminar una casa en la Casamance, puesto que normalmente la vida familiar transcurre en un único gran espacio.

La donación de las lámparas solares es la segunda fase de un proyecto conjunto de KAÏTO e IBC SOLAR. Para obtener energía sostenible en zonas rurales, KAÏTO construyó en 2009 los denominados kioscos solares que, gracias a los módulos fotovoltaicos de IBC SOLAR, generan electricidad respetuosa con el medio ambiente. Hasta la fecha se han terminado tres kioscos y, próximamente, está prevista la construcción de nuevos kioscos. El procedimiento de uso es sencillo: un aldeano se hace cargo de un kiosco solar y ofrece a sus vecinos la posibilidad de cargar, por una cantidad de dinero, aparatos eléctricos como teléfonos móviles o incluso lámparas en dicho kiosco.

Impulso medioambiental y tecnológico

El objetivo del proyecto consiste en fomentar el uso de energías renovables entre la población. Por ello, los profesores repartirán cada semana vales a aquellos alumnos que hayan obtenido calificaciones excepcionales o bien hayan realizado servicios a la sociedad. Con estos vales, los niños y niñas podrán cargar gratuitamente sus lámparas con energía limpia en los kioscos solares. Los profesores disponen de 15.000 vales por curso escolar que se repartirán a tres escuelas de jornada completa, cada una de las cuales tiene unos 250 alumnos. De este modo, el proyecto llegará a 750 estudiantes, para quienes, además, será un incentivo para acudir a la escuela. A fin de controlar la adjudicación de los vales, los profesores deben razonar cada decisión en este sentido. La idea no es repartirlos a partes iguales, sino también exigir algo a cambio. De este modo, se consigue que la población valore las nuevas tecnologías. Una carga completa de la lámpara con energía solar del kiosco supone unas siete horas de iluminación.

Los retos que se han presentado a lo largo del proyecto han sido muchos y muy variados. Así, por ejemplo, fue decisivo convencer a los habitantes de la necesidad de alcanzar resultados excepcionales para recibir el vale. En estas tierras impera la idea de comunidad, que da por sentado un mismo nivel para todos, aunque éste sea muy bajo. Por ello, lo primero que tuvimos que hacer fue este importante trabajo de concienciar a la gente”, nos cuenta Heidi Schiller, gerente de KAÏTO Projekt GmbH.

Hoy en día, todavía hay unos 2.500 millones de personas que viven sin electricidad. La electricidad es una condición indispensable para el desarrollo económico de un país. El proyecto de las lámparas solares en Senegal ilustra claramente cómo puede funcionar un suministro de electricidad descentralizado”, explica Udo Möhrstedt, fundador y Presidente del Consejo de Administración de IBC SOLAR AG. “La electricidad se consume allí donde se genera. Precisamente en estas zonas rurales, la fotovoltaica es la fuente de energía óptima. La energía solar es ilimitada, los equipos para obtenerla requieren poco mantenimiento y suministran electricidad incluso en regiones alejadas.”



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.