secundaria


La comunidad de vecinos de Ríos Rosas 31 en Madrid consigue la calefacción gracias a una caldera de biomasa KWB



MADRID, ESPAÑA// La instalación ha sido financiada por el programa Biomcasa, a través de la empresa de servicios energéticos, kaWarna, que es ahora la propietaria de la instalación. HC Ingeniería ha suministrado la caldera de biomasa, una KWB Multifire de 100 kW.

La instalación de biomasa de la Comunidad de Vecinos de Madrid situada en Ríos Rosas, 31 entró en funcionamiento en octubre. Consta de una caldera de biomasa KWB de aspiración de 100 kW, Modelo Multifire USV GS 100, con un rendimiento del 92% a carga nominal, que sustituye a una antigua caldera de carbón.

La comunidad, con una superficie a calefactar de 900 m2, está integrada por 14 vecinos, a quienes la caldera les suministra la calefacción necesaria, unos 159.000kWh. La red de distribución de calor no forma parte del proyecto, puesto que ya existía en el edificio. El proyecto se ha ceñido a la instalación de producción y almacenamiento de calor (circuito primario). La bomba de impulsión hacia el circuito secundario es de 4,3 m3/h, igual a la del primario.

Esta instalación, cuya inversión en biomasa asciende a 50.000€, ha sido financiada al 100% por el programa Biomcasa, a través de la gestión realizada por kaWarna y se prevé un ahorro económico del 10% sobre el consumo anterior. Como la factura es para la Comunidad, no ha sido necesario instalar contadores independientes en cada vivienda, sino que existe un único contador de calorías a la salida de la caldera para conocer la cantidad de energía suministrada al edificio.

Se han instalado dos depósitos de inercia de 1.000 litros cada uno, los cuales se han ubicado en el patio del edificio, ya que la sala de calderas, que es la misma en la que se encontraba la antigua caldera de carbón, tiene una superficie de sólo 8,3 m2 y no había espacio suficiente.

El antiguo silo para almacenamiento de carbón es ahora utilizado como silo para la biomasa. Y, aunque los camiones de combustible no pueden acceder hasta él porque el acceso se halla en el interior del edificio, esto no es un problema, ya que la descarga de la biomasa se realiza directamente desde los camiones que transportan el combustible, mediante un sistema neumático, de manera rápida y limpia. El silo es de obra, con tablones de madera para formar el suelo inclinado sobre el tornillo sinfín de alimentación, con una inclinación de 35º, y 3,85 x 2,35 = 9m2, más de 20 m3 y aproximadamente unas 15 toneladas de pellet de capacidad.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.