secundaria


El uso eficiente del cobre en motores, transformadores y cableado evitaría la emisión de 150 millones de toneladas anuales de CO2 y un ahorro de 15.000 millones de euros anuales en la UE



MADRID, ESPAÑA// El día 14 de Abril, se ha celebrado el seminario  “La contribución del cobre a la lucha contra el cambio climático”, organizado por el Instituto Europeo del Cobre (ECI) con motivo de la Semana de la Energía Sostenible en la Unión Europea, impartido por Fernando Nuño, director del proyecto de Energía y Electricidad de ECI.

En el seminario se han expuesto conclusiones de estudios y casos de estudio en la aplicación eficiente del cobre en sistemas de energía impulsados por motores, en transformadores y en cableado.

Según ha explicado Fernando Nuño, los motores y transformadores industriales son los responsables de dos tercios del consumo eléctrico industrial en Europa, por lo que cualquier mejora de su eficiencia tiene un impacto económico y ambiental muy importante. Por ejemplo, por cada kg. de cobre adicional empleado para mejorar la eficacia de un motor de 22 kW, cuyo factor de uso fuera del 50%, permitiría ahorrar 3 toneladas de CO2 durante la vida útil del mismo. En conjunto, los sistemas de motores de alta eficiencia y los transformadores de distribución podrían ahorrar más de 220 TWh de electricidad gracias al uso del cobre, el 8% del consumo anual en Europa, lo que equivale a reducir en 110 millones de toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera. Si la medida se llevase a cabo y se incrementara el número de motores y transformadores eficientes, la Unión Europea (UE) podría ahorrar 11.000 millones de euros al año en costes operativos. Con esta medida se reduciría significativamente el consumo de electricidad frente al de un sistema estándar, permitiendo ahorrar una cantidad que equivaldría a la energía generada por 38 plantas nucleares en un año, ha señalado Fernando Nuño.

Además de lo anteriormente expuesto, mediante el dimensionamiento óptimo de cables conductores, se puede alcanzar un ahorro suplementario de 80 TWh anuales, gracias a la reducción de las pérdidas por efecto Joule. Este ahorro supone unos 40 millones de toneladas anuales de CO2 evitadas.

Objetivo: fomentar el uso de motores eficientes en la industria europea

Los motores eléctricos industriales de alto rendimiento, con un mayor contenido de cobre que los motores menos eficientes, reducen las pérdidas de energía en un 30%. Actualmente, en la UE sólo el 12% de los motores industriales son de alta eficiencia energética.

A menudo no se razona en términos de coste total sobre el ciclo de vida, sino que se busca minimizar la inversión inicial. Esto lleva a elegir motores menos eficientes y más baratos. Ahora bien, cuando se tiene en cuenta el elevado coste de operación de los motores menos eficientes, su coste total acumulado (inversión más operación) resulta claramente superior al que presentan los motores más eficientes.

El objetivo de ECI es la promoción de este tipo de sistemas eficientes y para ello se unió al programa “Motor Challenge Program” de la Comisión Europea, creado en 2003 con el fin de mejorar la eficiencia de los sistemas impulsados por motor.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.