secundaria

La intensidad energética española disminuye aunque sigue siendo superior a la Unión Europea



MADRID, ESPAÑA// La Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad, resultado del acuerdo entre la Universidad Pontificia Comillas y BP España, ha presentado esta mañana las conclusiones del Informe 2010 del Observatorio de Energía y Sostenibilidad.

El Informe 2010 del Observatorio de Energía y Sostenibilidad en España señala que uno de los aspectos más relevantes es la desaceleración del crecimiento del consumo energético a nivel global, con reducciones significativas en países desarrollados, entre los que se encuentra España. En nuestro país, el consumo de energía primaria ha pasado de tener crecimientos de tasas interanuales del 3% a registrar una caída del 8,2% en 2009.

Uno de los aspectos destacados en el informe es que la intensidad energética española, la relación entre el consumo de energía y el PIB, continua disminuyendo, fundamentalmente a causa de la crisis en el sector de la construcción y otros sectores industriales aunque sigue siendo superior a la de Unión Europea.

Además, las emisiones de CO2 han disminuido en 2009 el 8,5%, debido principalmente a la reducción del consumo de energía, al incremento de las energías renovables, así como a una mayor contribución de la energía hidráulica en el marco del mix energético.

Por otra parte, el informe de la Cátedra BP también identifica algunos aspectos que requieren una actuación decidida y nuevas medidas más ambiciosas. Por ejemplo, el nivel de dependencia energética de España respecto al exterior continua siendo muy elevado (superior al 84% y muy por encima de la media europea) a pesar de las mejorías en 2009 debidas a una menor demanda de energía importada, principalmente carbón, crudo y gas natural y al crecimiento de las energías renovables.

Retos del actual modelo energético español

En 2009, el sector energético español ha consumido 5,85 EJ de energía primaria, ha emitido 275 Mt de CO2  y ha generado una demanda de 53.000 millones de euros (cifra equivalente a un 2,7% de la demanda interna total), con un valor añadido de 28.000 millones de euros. Este último dato se presenta como novedad del Informe ya que se ha incorporado el análisis de la creación de valor por sectores.

En las nuevas conclusiones también destacan los datos obtenidos del sector terciario. Los sectores residencial y de servicios son también importantes consumidores de energía, con el 11% y 6,4% respectivamente, y son los responsables, en conjunto, del 15% de las emisiones de CO2  en España.

Tal y como ya se apuntó el pasado año, el sector del transporte y, en concreto, el crecimiento del transporte por carretera, continua siendo uno de los principales retos para la sostenibilidad del sistema energético español. Concretamente, en 2009, el transporte por carretera ha consumido una energía equivalente al 21,8% de la energía primaria total y aportó el 23,7% de las emisiones españolas de CO2.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.