secundaria


Un estudio de CPI descubre que China ha hecho un progreso sólido del undécimo plan a cinco años



PEKÍN, CHINA// Un estudio de CPI descubre que China ha hecho un progreso sólido de los objetivos de intensidad energéticos del undécimo plan a cinco años, pero podría enfrentarse a retos para cumplir los objetivos del duodécimo plan a cinco años.

Las políticas específicas de carbón y con un coste efectivo superior proporcionan oportunidades para el desarrollo futuro bajo en carbón.

Un estudio realizado por Climate Policy Initiative (CPI) ha descubierto que en 2009, China estaba camino de cumplir con el objetivo de reducción del 20% de intensidad de energía del undécimo plan a cinco años, invirtiendo la tendencia de aumento de la intensidad de energía de 2002 a 2005. La intensidad de carbón cayó como resultado del descenso de la intensidad energética, demostrando la importancia de la eficacia energética en la transición hacia una economía baja en carbón; con políticas adicionales específicas de carbón, China espera que la intensidad del carbón caiga de forma más rápida que la intensidad energética en el futuro.

El análisis inicial de CPI ha descubierto también que muchas de las medidas implementadas en el undécimo plan a cinco años fueron medidas destacadas administrativas que utilizaron recursos importantes, y que algunas políticas, como los cierres de plantas, serán más caras de implementar de modo avanzado.

En el estudio se revisó el rendimiento bajo de carbón y las políticas implementadas en los sectores energético, industrial, de construcción, transporte, agrícola y forestal de China. De todos ellos, los sectores energético e industrial proporcionan el mayor potencial para el ahorro de carbón.

Dentro del sector energético, la producción de electricidad creció un 39% de 2005 a 2008, pero este aumento se vio ensombrecido por un descenso de un 5% del uso de combustible por kWh en las centrales energéticas de funcionamiento por carbón, además de una reducción de un 6,5% en la cifra de CO(2) por kWh total producido. Los descensos por unidad se debieron a:

  • mejora de la eficacia media de generación por carbón como nueva capacidad de generación añadida, que generalmente ha sido mayor y más eficaz.
  • cierre en China de una capacidad de 70 GW en centrales más antiguas, pequeñas y menos eficientes, con un ahorro de más de 100 millones de toneladas de emisiones de CO(2).
  • adición de generación de carbón baja, incluyendo una capacidad adicional de energía hidráulica de 90 GW, casi 25 GW de energía eólica y 2 GW de energía nuclear.

Como se ha producido un aumento de la eficacia media y se cerró una gran parte de las plantas menos eficientes, las mejoras de eficacia de combustible serán más complejas y la mejora de intensidad de carbón podría necesitar basarse más en la generación de bajo carbón.

Dentro del sector de la industria, el descenso de la intensidad de CO(2) fue de un 14,8%, y el uso energético por unidad del valor industrial añadido cayó un 13,3% de 2005 a 2008. Los cambios estructurales contribuyeron, al igual que el gran crecimiento industrial se ralentizó en relación a otras industrias, a la vez que la industria avanzó hacia productos con un valor añadido superior. Además, las eficacias por unidad de producción mejoraron de forma importante, cerca de un 5% dentro de la industria del acero, un 17% en la industria del cemento y casi un 35% en la fundición de cobre durante el periodo que abarca de 2005 a 2009. Muchos de los instrumentos utilizados dentro del sector de la industria fueron medidas normativas destacadas que necesitaron de importantes recursos administrativos, que podrían no ser la forma con un coste más contenido para conseguir los objetivos futuros.

Dentro del sector forestal, la reforestación contribuyó de forma importante a la construcción de un sumidero de carbón.

“Mirando hacia el duodécimo plan a cinco años, los responsables de políticas pretenden ampliar las medidas en las que hemos trabajado, además de maximizar la eficacia de costes”, indicó QI Ye, director de CPI en Tsinghua. “Esperamos que CPI continúe investigando en torno a la eficacia de la política de cierre de plantas y que el Top 1000 Enterprises Program sea valioso”.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.