secundaria

Las Comunidades de Vecinos cuentan en MW la potencia de las Calderas de Biomasa KWB instaladas en los últimos años



MADRID, ESPAÑA// La concienciación por el uso de las energías renovables, el ahorro económico que supone la utilización de energías limpias, el apoyo ofrecido por las administraciones en las inversiones con biomasa son algunos de los factores que incentivan el aumento de las instalaciones de calderas de biomasa en Comunidades de Vecinos.

En los últimos dos meses, HC Ingeniería ha puesto en marcha 4 calderas de biomasa KWB en 3 Comunidades de diversas ciudades españolas, y otras dos calderas más en otras dos comunidades en el año anterior. En total, más de 1.000 kW instalados.

La biomasa va ganando terreno a las energías convencionales como medio para calentar, climatizar o suministrar ACS (agua caliente sanitaria) a todo tipo de edificios. Y las Comunidades de Vecinos han empezado a optar por calderas de biomasa KWB cada vez con más frecuencia. La ausencia de olores en la instalación, el hecho de no contaminar, el menor coste de los combustibles, sumado a la estabilidad de los precios, y la eliminación de los costes fijos (como sucede con el gas natural, por ejemplo), son algunas de las ventajas que ofrece el uso de calderas de biomasa frente a otros sistemas energéticos.

Hoteles, polideportivos, colegios, granjas, piscinas, viviendas unifamiliares y otros tipos de edificios han optado desde hace tiempo por la instalación de calderas de biomasa para atender las necesidades de calefacción, agua caliente sanitaria y climatización que demandan sus instalaciones. Ahora son las comunidades de vecinos las que despiertan al uso de la energía de la biomasa, mucho más económica, limpia y sostenible.

HC Ingeniería, distribuidor oficial en España de calderas de biomasa KWB desde 2003, fue una de las primeras empresas en distribuir calderas de biomasa en nuestro país y lo hizo de la mano de KWB, fabricante austríaco de calderas de biomasa, líder en Europa. Hoy, ambas empresas, son todo un referente de la biomasa en España y cuentan con numerosas instalaciones en diversos puntos de todo el país. Entre ellas, se cuentan también diversas comunidades de vecinos, las cuales han aumentado en los últimos meses.

Sólo entre septiembre y octubre, HC Ingeniería ha puesto en marcha tres instalaciones en comunidades de vecinos con un total de cuatro calderas de biomasa KWB. Una en la calle Ríos Rosas en Madrid, donde una caldera KWB Multifire de 100 kW ha sustituido a la antigua caldera de carbón que tenía la comunidad; otra en el Barrio de Chueca en la calle Corredera Baja, donde se han instalado dos calderas de biomasa KWB Multifire de 100 kW cada una, en total una potencia instalada de 200 kW; y la tercera en Béjar (Salamanca), en la que se ha colocado una caldera KWB Powerfire de 300 kW.

La biomasa en las Comunidades de Vecinos

En diversas ocasiones, la instalación de calderas de biomasa KWB en comunidades de vecinos se realiza sustituyendo a antiguas calderas de carbón y adaptándose así a la normativa que prohibirá su uso a partir del 2012, como es el caso de la instalación llevada a cabo en Ríos Rosas, en Madrid. En otros casos, las nuevas calderas KWB se instalan en sustitución de calderas de gasoil u otros combustibles.

Uno de los inconvenientes para el uso de la biomasa en las ciudades suele ser la dificultad para el aprovisionamiento y el almacenamiento del combustible. Sin embargo, la existencia de gran número de calderas de carbón en nuestras ciudades o de las instalaciones que se usaban antaño garantiza la existencia de numerosos silos de combustible, donde se almacenaba o aún se almacena el carbón, lo que facilita la sustitución de las calderas convencionales por nuevas calderas de biomasa más ecológicas. En la mayoría de los casos, los camiones de combustible no pueden acceder hasta el silo, ya que el acceso a ellos se halla en el interior de los edificios, donde antiguamente se descargaban manualmente los sacos de carbón. Pero esto no es un problema, ya que la descarga de la biomasa puede realizarse directamente desde los camiones que transportan el combustible, mediante un sistema neumático, de manera rápida y limpia.

1 MW instalado en un año por KWB en comunidades de vecinos

En el último año, HC Ingeniería ha puesto en marcha seis calderas de biomasa KWB en cinco comunidades de vecinos de diferentes ciudades de España, lo que ha supuesto una inversión aproximada de 435.000 € en 1.030 kW de potencia instalada.

Las dos instalaciones realizadas a finales de 2009 son ya un ejemplo de la eficiencia y el ahorro obtenido. Los vecinos de la Comunidad de Viviendas “Residencial Xauen” de Jaén, por ejemplo, han reducido en un año su factura energética en un 60%, pasando de 20.000€ a 8.500€ de gasto.

La comunidad “Residencial Xauen” está formada por 24 viviendas de unos 160 m2 cada una. En ella se instaló una caldera de biomasa KWB Powerfire modelo TDS de 300 kW, en sustitución de una caldera de gasoil, para dar servicio de calefacción y ACS. El combustible que consume actualmente es hueso de aceituna, muy abundante en Jaén y que resulta, por tanto, muy económico. Además del ahorro que se obtiene en el consumo al reducir la factura energética, esta instalación recibió una subvención del 47,2% de la inversión realizada, que fue de 120.000€, lo que permitirá a la comunidad rentabilizar dicha inversión en menor tiempo, se prevé que en unos cuatro años.

Una Comunidad de Vecinos en Arzúa (La Coruña) disfruta también, desde hace algo más de un año, de las ventajas de utilizar una caldera de biomasa KWB, en este caso una Powerfire de 130 kW, que supuso una inversión de unos 55.000€ y que recibió una subvención del INEGA (Instituto Energético de Galicia) de aproximadamente unos 10.000€. Se trata de una comunidad de nueva construcción en la que la caldera de biomasa da servicio de calefacción y agua caliente sanitaria a las 12 viviendas que la integran. La instalación fue realizada por Cenit Atlántico y una de las particularidades de este proyecto es que el promotor del mismo, en lugar de vender la instalación a los compradores de las viviendas, es el propietario de la instalación de biomasa y vende la energía a los vecinos, los cuales pagan por la energía que consumen.

La puesta en marcha de tres instalaciones diferentes en tres comunidades de vecinos en tan sólo dos meses pone de manifiesto, sin duda, la tendencia de las comunidades a apostar cada vez más por la biomasa como sistema energético para disponer de calefacción y agua caliente sanitaria para sus vecinos.

La caldera de la Comunidad de Vecinos de Madrid situada en Ríos Rosas, 31 entró en funcionamiento en septiembre. Consta de una caldera de biomasa KWB de aspiración de 100 kW, Modelo Multifire USV GS 100. La comunidad está integrada por 14  vecinos. La caldera les suministra la calefacción, que hasta el momento la obtenían con una caldera de carbón. Esta instalación, cuya inversión en biomasa asciende a 50.000€, ha sido financiada al 100% por el proyecto Biomcasa, a través de la gestión realizada por kaWarna, Empresa de Servicios Energéticos (ESE). Los proyectos financiados por Biomcasa tienen la particularidad de que el usuario no compra la instalación, sino que paga por la energía que consume con un precio determinado por kWh para la calefacción.

A finales de octubre, se puso en marcha la instalación de una Comunidad de 20 vecinos en el Barrio de Chueca (Madrid), en la calle Corredera Baja de San Pablo, 39. Se trata de una instalación de 200 kW formada por dos calderas de biomasa KWB Multifire, modelo USV GS 100 de 100 kW cada una, que funcionan con un sistema de alimentación neumática formado por un tubo flexible de 25 metros para la aspiración, proveniente de un silo situado a 15 metros de la sala de calderas. Las nuevas calderas de biomasa sustituyen a una antigua caldera de carbón de 159.000 kcal/h (185 kW) y dan servicio de calefacción a las 20 viviendas de unos 110m2 aproximadamente. El coste de la instalación de biomasa ha sido de 90.000€ y ha sido financiada por el proyecto Biomcasa, a través de Enya Renovables, ESE que ha realizado la instalación. La biomasa que utiliza es pellet.

La última de las calderas, hasta el momento, en entrar en funcionamiento en una comunidad de vecinos fue la instalada en una comunidad en Béjar (Salamanca), el pasado mes de octubre, una caldera de biomasa KWB Powerfire, modelo TDS 300 de 300 kW. La caldera ofrece a la comunidad servicios de calefacción. Cuenta con un silo para la biomasa de aproximadamente 10 m2 y utiliza pellets de madera como combustible. El coste de la instalación ha sido de unos 120.000€ aproximadamente.

La experiencia de la biomasa en Comunidades de Vecinos

Las primeras instalaciones de calderas de biomasa KWB en una comunidad de vecinos en España llevadas a cabo por HC Ingeniería llevan funcionando más de tres años, se pusieron en marcha en 2007: la primera en Barco de Ávila, una KWB Multifire USV ZI de 60 kW, y otra en Laguna de Duero, una caldera de biomasa KWB Multifire GS de 40 kW. Ambas comunidades son edificios de 4 viviendas.

La eficiencia energética obtenida con el uso de calderas KWB en este tipo de instalaciones y el aumento generalizado del uso de la biomasa favorece, sin duda, la expansión de la utilización de calderas de biomasa KWB en comunidades de vecinos, tal como se está demostrando en los últimos meses. Este crecimiento le augura al sector un futuro prometedor.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.