secundaria

GE Hitachi Nuclear Energy busca renovar licencia para el diseño del único reactor de tercera generación en funcionamiento del mundo



WILMINGTON, EEUU// GE Hitachi Nuclear Energy (GEH) anunció hoy que ha enviado su solicitud a la Comisión Reguladora Nuclear de los Estados Unidos de Norteamérica (NRC) para renovar la certificación de su tecnología probada del Reactor de Agua en Ebullición Avanzado (ABWR, por sus siglas en inglés).

Entre sus beneficios, el diseño del ABWR proporciona mayor certeza con respecto a los costes para la construcción de nuevas plantas nucleares.

GEH busca extender la certificación de diseño durante 15 años a partir de junio de 2012, fecha de caducidad de la certificación ABWR original. Esta solicitud incluye una importante actualización de diseño a fin de reflejar los  requisitos actuales de la NRC para la evaluación de impacto de aeronaves.

«La tecnología GEH ABWR sigue siendo el único diseño de tercera generación en funcionamiento de todo el mundo», comentó Danny Roderick, vicepresidente  de proyectos de plantas nucleares para GEH. «Nuestra solicitud de renovación demuestra nuestro compromiso con el producto ABWR probado y nuestra confianza en las oportunidades de crecimiento a largo plazo, ya que muchas de las empresas eléctricas continúan evaluando sus necesidades futuras de suministro de energía, costes de proyectos, precios de energía y otros factores del mercado».

GEH cree que su ABWR de más de 1.350 megavatios también sigue siendo el único modelo de tercera generación de construcción, licencia y experiencia de funcionamiento probados. Hay cuatro ABWR en funcionamiento en Japón y la alianza nuclear mundial está construyendo cuatro unidades más en Japón y Taiwán. «Tener proyectos de ABWRs en marcha, nos permite tener una amplia experiencia en la construcción de nuevas plantas para continuar con nuestro legado de más de 50 años de construcción de nuevas unidades en todo el mundo sin detenernos un instante», expresó Roderick.

Como el proyecto de un solo reactor representa una inversión de varios miles de millones de dólares, el estado de certificación del modelo de reactor, los costes de construcción y la experiencia operativa, combinados con la capacidad del proveedor para construir, suministrar combustible y servicio a estas nuevas plantas una vez están en funcionamiento, son algunos de los factores clave que considera una empresa eléctrica  antes de escoger una tecnología específica.

En 1997, el ABWR de GEH se convirtió en el primer modelo de reactor de tercera generación en recibir la certificación de construcción en los EE.UU. Más de 13 años después, la construcción internacional y la experiencia operativa permiten que GEH ofrezca a las empresas eléctricas  programas y costes del proyecto predecibles, combinados con las últimas características de seguridad en tercera generación. Como resultado, «el diseño se adapta idealmente a las empresas eléctricas que buscan añadir capacidad nuclear a corto plazo», dijo Roderick.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.