secundaria

La solar fotovoltaica está preparada para convertirse en fuente de energía mayoritaria en los países del Cinturón Solar antes de 2030



BRUSELAS, BÉLGICA// Los países del llamado Cinturón Solar (Sunbelt en inglés),  situados entre las latitudes de ± 35° respecto al ecuador,  representan en la actualidad alrededor del 75% de la población mundial y el 40% de la demanda mundial de electricidad.

Además, se prevé que en torno al 80% del crecimiento global de la demanda de electricidad en los próximos 20 años provenga de las economías emergentes de esta región.

La energía solar fotovoltaica (ESFV) presenta un potencial competitivo único en los países del Sunbelt, caracterizados por unos elevados niveles de radiación solar y, a menudo, altos precios en las tarifas eléctricas. En este escenario, la fotovoltaica tiene una oportunidad única para convertirse en una de las principales fuentes de energía antes del año 2020 y en una fuente mayoritaria antes de 2030.

Ésta es la conclusión más importante del estudio presentado hoy por la Asociación de la Industria Solar Fotovoltaica Europea (EPIA, por sus siglas en inglés): “Unlocking the Sunbelt potential of photovoltaics” (Desatando el potencial de la energía fotovoltaica en el Cinturón Solar). Este informe, realizado con el apoyo de la consultoría estratégica A.T. Kearney, examina en detalle 66 de los 148 países que forman el Sunbelt donde viven unos 5.000 millones de personas, el 95% de la población de esta región. A pesar de sus excepcionalmente elevados niveles de radiación solar, hoy en día estos países representa únicamente el 9% de la capacidad solar fotovoltaica instalada a nivel mundial, lo que demuestra claramente que el potencial del Sunbelt está aún por explotar en su totalidad.

“Este estudio posee una considerable importancia ya que pone de manifiesto, con hechos y cifras contrastados, el inmenso potencial de la ESFV en los países del Sunbelt”, afirmó Adel El Gammal, Secretario General de la EPIA. “La fotovoltaica, gracias a sus fundamentos únicos, constituye cada vez más una alternativa democrática, limpia y competitiva a los combustibles convencionales y con toda seguridad se convertirá en una fuente de electricidad mayoritaria capaz de satisfacer la creciente demanda eléctrica de las economías en expansión de esta región así como de cualquier otra parte del mundo”, añadió.

El estudio, que analiza para cada país criterios como su atractivo de inversión y el potencial competitivo de la fotovoltaica, identifica 3 posibles escenarios de despliegue. Los datos demuestran que el potencial del Sunbelt podría variar, en función del escenario, entre 60 y 250 GW antes del año 2020 y entre 260 y 1.100 GW antes de 2030, lo que supondría entre un 27% y un 58% de la capacidad global instalada de ESFV que se prevé para este periodo. Dado que se estima que los precios de los sistemas fotovoltaicos disminuyan hasta un 66% antes de 2030, los costes de generación, que en varios países ya resultan competitivos en la actualidad comparados con algunas tecnologías de generación pico, experimentarían un descenso pronunciado.

“Tomando como referencia el futuro desarrollo de esta tecnología, podemos concluir sin temor a equivocarnos que los precios de los módulos y los instaladores seguirán la conocida curva de evolución de precios, lo que se traducirá en un coste de entre 0,06 y 0,12 €/kWh en 2020 y un coste aún menor en 2030, entre 0,04 y 0,08 €/kWh”, explicó Winfried Hoffmann, Vicepresidente de la EPIA.  “Ya en 2020, la fotovoltaica estará en condiciones de competir con los costes de generación de las centrales eléctricas de carbón limpio, mientras que en 2030 todas las tecnologías de generación de energía eléctrica convencionales serán más costosas que la ESFV”, añadió posteriormente.

A excepción de China, los 10 principales mercados de la ESFV a nivel mundial se encuentran situados actualmente fuera de la región del Sunbelt. El informe de la EPIA resalta la necesidad de incentivar a la industria solar fotovoltaica y, al mismo tiempo, a los gobiernos de estos los países para garantizar la capacidad de dar servicio a estos mercados que cada vez son más importantes. También es necesario afianzar su compromiso para contribuir de manera significativa a las económicas nacionales y a la generación de valor añadido.

El estudio, además de presentar un análisis económico detallado que respalda los diversos escenarios de despliegue, también presenta una serie de recomendaciones para poder materializar íntegramente el potencial fotovoltaico del Sunbelt. Tal como indicó Laurent Dumarest, Vicepresidente de la consultoría estratégica A.T. Kearney, “los gobiernos y los encargados de tomar las decisiones políticas han recibido la recomendación de incluir “ex profeso” a la fotovoltaica como parte explícita de sus estrategias y planes energéticos. También será necesario colaborar con los bancos de desarrollo internacional y con las instituciones financieras privadas para facilitar la adopción de esta tecnología, mejorando de forma simultánea la transmisión de conocimientos”.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.