secundaria


Apertura de mercados para la CSP – la aplicación de calor industrial



MADRID, ESPAÑA// Actualmente, la industria pesada puede ser un mercado secundario viable para los productores CSP, pero la duda sigue siendo si iniciar los gastos que son justificables para los usuarios de la industria. Otra incertidumbre es cómo de solvente puede ser para los procesos que no pueden aguantar la producción generada a partir del sol.

El calor termosolar implica vapor, y entre las industrias que necesitan vapor están incluidas, entre otras, las de refinamiento, procesamiento de alimentos, carpintería, desalinización y productos químicos.

La recuperación mejorada de petróleo que usa CSP es una interesante aplicación que todavía en proceso de prueba. El vapor de un calor relativamente bajo se ve obligado en las profundidades del subsuelo a licuar y arrojar densos depósitos de petróleo.  Brightsource está usando la tecnología CSP en Coalinga, California, bombeando vapor en una reserva de crudo pesado.

La apertura del mercado de aplicaciones industriales como un canal de desarrollo estratégico principal es uno de los temas que los que se hablará y analizará en profundidad  en sección sobre la futura tecnología de la 4ª Cumbre de concentración solar termoeléctrica en Sevilla (15-17 noviembre). Este acontecimiento se ha convertido en el punto de encuentro más importante para la industria CSP.

El principal obstáculo para adoptar la CSP es la falta de costes evitados para las industrias con una infraestructura de combustible fósil.  Las que tienen tuberías de gas y conexiones eléctricas a la red de suministro ya se benefician de la energía barata.

Pero para una nueva fábrica o un nuevo emplazamiento que está en construcción, el potencial para los costes evitados es alto, si se añade la energía de vapor CSP desde el principio significa que la compañía puede evitar otros, como las inversiones en infraestructura energética costosa.

Abengoa Solar anunció el año pasado sus planes de dos asociaciones con industria pesada CSP.  La primera usará CSP para incrementar la energía en una instalación gubernamental remota en Arizona con un sistema que proporcionará calor adicional para tratar las aguas subterráneas.

En la otra está involucrada una empresa de pianos en Long Island, Nueva York, que usará  un sistema de colectores y concentradores parabólicos para controlar la temperatura en su fábrica.  Las dos siguen la exitosa estela que dejó la aplicación en la industria alimentaria de CSP en 2008, cuando Abengoa instaló el mayor sistema solar de proceso de calor del mundo en una planta alimentaria de California que usa vapor para cocinar snacks compuestos por patatas y con maíz.

Otras aplicaciones en la industria pesada que tienen menor probabilidad de que hoy se lleven a cabo, pero tienen un gran potencial, incluyen a los procesos intensivos de energía como la producción de varios metales, cemento y vidrio.  Necesitan electricidad, lo que requeriría la construcción de una planta energética para traducir el vapor generado por la CSP en electricidad.  Este tipo de inversión puede que sólo sea atractiva para las instalaciones situadas en áreas lejanas respecto a los recursos energéticos fiables.

AREVA Solar considera la industria minera como un muy buen mercado para la CSP por esa misma razón, indica Jayesh Goyal, vicepresidente de ventas en Norteamérica en Areva. Las minas y los productores de metales pesados a menudo terminan usando gasóleo y pagando mucho por transportarlo hasta la mina. Esto significa que una pequeña planta CSP podría ser conveniente ya que compensaría los costes del petróleo.

“La cuestión clave realmente es: ¿cuál es el conductor económico para usar vapor generado por energía solar?”, indica Goyal.  “Mientras hay un buen recurso solar y el coste alternativo de petróleo es comparable, o si otros recursos petrolíferos no son deseados debido a las emisiones, entonces es casi seguro que las aplicaciones (industriales) son muy factibles.   (AREVA) ya se ha aproximado a suministrar vapor solar para otras aplicaciones, como la recuperación mejorada de petróleo y la desalinización.”

Sin embargo, los costes de la CSP como fuente de combustible todavía no se pueden comparar con los del gas natural, cuyo precio es bastante menor ahora, según indica Goyal, lo que hace que el coste de usar cualquier tecnología solar sea menos justificable.

Aparte del precio, la relación de la CSP con la industria pesada también se basará en cumplir los requisitos de temperatura, señala Cara Libby, jefa de proyectos con el grupo de energía renovable EPRI.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.