secundaria


Johnson Controls recibe el Volkswagen Group Award 2010 por sus dispositivos de almacenamiento de energía



HANNOVER, ALEMANIA // ¿Cómo se pueden reducir las emisiones y el consumo de combustible? Esta es una cuestión fundamental que rige en la actualidad los esfuerzos de desarrollo tanto de fabricantes de automóviles como de proveedores. Además, las miras no están puestas únicamente a largo plazo en los automóviles eléctricos, sino también a un plazo más corto en la optimización de los vehículos con Start-Stop.

Como líder actual del mercado en el sector de la tecnología de arranque-parada (Start-Stop), Johnson Controls ha desarrollado en colaboración con Volkswagen una batería única en su especie para vehículos con Start-Stop que se caracteriza tanto por su potencia como por su baja sensibilidad a las altas temperaturas. Aumenta la libertad de diseño del fabricante de automóviles y resulta idónea para el uso en países cálidos.

Esta innovación, que se seguirá desarrollando en cuanto a la insensibilidad al calor, ayuda a Volkswagen a llevar a la práctica de forma consecuente su estrategia de sostenibilidad a través de las distintas zonas climáticas. Por todo ello, el pasado jueves el Grupo Volkswagen distinguió a estas nuevas baterías con el Volkswagen Group Award.

Los expertos coinciden en que la electromovilidad se debe realizar en varios pasos individuales. <<En los próximos años se producirá una máxima demanda de automóviles del primer nivel de hibridación, la tecnología Start-Stop. Las soluciones que reducen el consumo de combustible y las emisiones en estos vehículos están especialmente solicitadas>>, señala Eric Mitchell, Vicepresidente y Director General de Johnson Controls Power Solutions EMEA. La solución se llama batería AGM (Absorbent Glass Mat). Ella es el verdadero corazón del sistema.

Requisitos especiales de la batería En la tecnología Start-Stop, el motor se desconecta de forma automática cuando el automóvil se encuentra detenido en un semáforo en rojo y se activa de nuevo cuando el conductor acciona el embrague o el acelerador. Ello requiere un alto nivel de rendimiento de la batería, la cual depende de una tecnología de baterías de vanguardia para garantizar un funcionamiento fiable. La AGM permite de forma fiable el arranque del motor y el suministro a todos los consumidores como la iluminación o el equipo de música incluso con el vehículo detenido.

Novedad: en el buen camino hacia la batería insensible al calor La clave es el desarrollo continuado de la batería en colaboración con Volkswagen con vistas a lograr su insensibilidad a las altas temperaturas. A través de las modificaciones de la masa negativa de la batería, el dispositivo de almacenamiento de energía presenta una mayor resistencia a la corrosión y un menor consumo de agua. El calor afecta en menor medida a la capacidad de potencia de las baterías AGM. Por un lado, esta permite al fabricante de vehículos una mayor libertad de diseño, dado que también resulta idónea para la integración en el vehículo, donde en general suelen darse altas temperaturas. Por otra parte, está predestinada al uso en vehículos en países cálidos, donde ya existe una temperatura muy elevada bajo el capó del motor con el automóvil aparcado.

Expertos de Volkswagen y Johnson Controls han desarrollado en Hannover la tecnología AGM insensible al calor. En Zwickau y Hannover se fabrica la batería en sus tamaños estándar L5, L6 y L7 y desde allí se suministra a casi todos los centros de producción del Grupo Volkswagen en Europa. Esta nueva batería, potente y ecológica, se utiliza en todos los modelos BlueMotion con función Start-Stop y su uso también está planeado para otros modelos de vehículo futuros. La conciencia de la protección medioambiental no solo se refleja durante su uso en el vehículo, sino en todo el ciclo vital de producción de la batería.

Protección medioambiental también en baterías usadas El trabajo concienzudo y permanente en materia medioambiental constituye una parte fundamental de la filosofía empresarial de Johnson Controls. Por ello, la empresa no solo desarrolla y fabrica baterías, sino que también participa activamente en la recuperación de baterías usadas con el fin de volver a introducirlas en la cadena de valor. En el circuito cerrado de reciclaje llamado <<EcoStepsTM>>, marca registrada por Johnson Controls, se recicla por completo cada una de las baterías usadas entregadas por clientes y talleres. Además, el plomo se emplea de nuevo casi en un 100% en las nuevas baterías. Con esta iniciativa, la empresa apoya además al World Wide Fund (WWF) Alemania.

<<Estamos muy contentos por haber recibido el Volkswagen Group Award y por nuestro nombramiento como uno de los proveedores Premium de Volkswagen. Para nosotros constituye al mismo tiempo un estímulo y el reconocimiento a nuestros esfuerzos en busca de soluciones innovadoras y duraderas y de una orientación consecuente al cliente>>, señala Eric Mitchell.

El <<Volkswagen Group Award>> se concede con carácter anual en reconocimiento a la prestación empresarial global de los proveedores. Los premiados cumplen de forma especialmente destacada los requisitos que plantea a sus empresas proveedoras el principal fabricante europeo de automóviles.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.