secundaria

Saft implanta un sistema de almacenamiento de energía en la isla caribeña de Bonaire



MADRID, ESPAÑA // Saft, especialista mundial en el diseño y fabricación de baterías de alta tecnología para la industria y la defensa, ha desarrollado un sistema de almacenamiento de energía de 3 MW que garantizará un suministro continuo de energía para el mayor proyecto híbrido de viento y diesel existente hasta la fecha, en la isla caribeña de Bonaire.

El sistema de almacenamiento de energía de Saft, basado en baterías de última generación de tecnología de níquel, acumulará energía de una red aislada de la isla y posteriormente lo repartirá atendiendo a las necesidades de cada área y momento, para proveer energía de reserva, con el fin de mantener una red fiable y estable que abastezca a la población local, de 14.500 personas, y a alrededor de los 100.000 turistas que la visitan cada año.

Bonaire es una pequeña isla de aproximadamente 250 km², que se ubica a 80 km al norte de la costa de Venezuela. Su principal planta de energía se incendió en 2004, por lo que hasta hace poco su consumo anual de energía, de 75.000 MW/h, se suministraba gracias a un set de generadores diesel. El nuevo proyecto de energía, sofisticado y sostenible, desarrollado por el consorcio alemán-holandés Ecopower Bonaire BV, en nombre de Water en Energie Bedrift Bonaire (WEB), el proveedor oficial de energía de las Antillas Holandesas, permitirá a toda la isla recibir una energía respetuosa con el medioambiente, con doce molinos de viento que proveen un total de 11 MW y 14 MW provenientes de una planta de biodesel.

Sistema de baterías para acumular energía

Enercom, empresa miembro del consorcio encargada de proveer los sistemas y turbinas de viento, ha contactado con Saft para que desarrolle y suministre el sistema de baterías para acumular energía, que conformará un elemento vital para la puesta en marcha de una red segura y estable en la isla. Su papel principal es mantener la continuidad y la calidad del suministro energético en situaciones críticas, como en los picos de demanda o frente a un fallo de una turbina de viento o de un generador diesel, evitando la posibilidad de que se produzca un apagón de la red eléctrica. La batería es capaz de repartir alrededor de 3 MW durante dos minutos, tiempo suficiente para que el generador diesel de reserva se encienda y reestablezca el suministro.

“El proyecto de Bonaire es un ejemplo más de la firme y creciente creencia en que la tecnología de almacenamiento de energía va a jugar un papel clave en el desarrollo exitoso de las iniciativas de energía renovable”, señala Xavier Delacroix, director general de la división IBG de Saft. “La tecnología avanzada de Saft y la experiencia creciente que estamos adquiriendo en las aplicaciones de energía renovable nos lleva a considerar que estamos bien posicionados para participar en este tipo de proyectos, con sistemas de almacenamiento fiables, eficientes y rentables”.

El sistema de baterías ya ha sido construido por Saft y actualmente está pasando la fase de test por parte de los clientes, para ser finalmente implantado en Bonaire en el primer semestre de 2010.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.