secundaria

La ONU aprueba la primera metodología CDM para la co-combustión de la biomasa



DUBLÍN, IRLANDA // La ONU aprueba la primera metodología CDM para la co-combustión de la biomasa en centrales energéticas de combustibles fósiles a nivel de servicio público. EcoSecurities, una destacada compañía en el sector de las fuentes y desarrollo de reducciones de emisiones de los proyectos de abatimiento del gas de efecto invernadero, ha conseguido recientemente la aprobación de su 11 metodología procedente del Clean Development Mechanism Executive Board (CDM EB).

A través de una tecnología de energía renovable conocida como co-combustión, la metodología permite la sustitución del carbón con los combustibles sólidos de biomasa en centrales energéticas conectadas en red, reduciendo las emisiones de CO2 y ayudando a las compañías a cumplir con sus objetivos de energía renovable.

La metodología permite la co-combustión de la biomasa en centrales energéticas a nivel de servicios públicos para proporcionar una porción del calor de los quemadores de vapor. La co-combustión de la biomasa crea reducciones de emisiones gracias a que utiliza la energía que de otra forma se genera por medio de los combustibles fósiles. Los residuos de biomasa están considerados una fuente de energía renovable según CDM EB[1], aunque la metodología necesita que los suministros de biomasa se desarrollen y mantengan de forma sostenible y ecológicamente estables.

Desarrollo de metodologías

EcoSecurities ha desarrollado metodologías para muchos sectores y tecnologías, como la energía renovable, reforestación, generación de electricidad con gas natural, composición, gestión de residuos de aguas industriales, gestión de equipamiento, reducción del gas de vertedero y eficacia energética en metalúrgica. Cerca del 20% de todas las metodologías válidas para los proyectos CDM a gran escala se han desarrollado o han trabajado con EcoSecuritie.

Paul Soffe, director asociado de EcoSecurities, comentó: "La co-combustión de la biomasa es una tecnología muy importante para mitigar las emisiones de gas efecto invernadero en las centrales de energía de carbón a gran escala. La co-combustión se ha desplegado a gran nivel en Europa, y está comenzando a emerger en EE.UU. A pesar de ello, los mercados de suministro de biomasa sólida siguen estando poco desarrollados, lo que ha restringido el despliegue a amplia escala aún más en relación a la co-combustión.

La aprobación de esta metodología ayudará a aumentar la producción de energía renovable en los países en vías de desarrollo, llevando la finanza necesaria de los proyectos de co-combustión para su implementación en países con economías que siguen siendo muy dependientes del carbón, en particular China, la India y Sudáfrica".

[1] Anexo 18 de EB23 – http://cdm.unfccc.int/EB/023/eb23_repan18.pdf



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.