secundaria

Dos municipios canarios aplicarán planes para reducir sus emisiones contaminantes



LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, ESPAÑA // Los municipios canarios de Yaiza (Lanzarote) y Pájara (Fuerteventura) podrán disminuir sus emisiones contaminantes mejorando su impacto sobre el medio ambiente y, además, reducir su consumo de energía, mediante la aplicación de sendos  planes de eficiencia energética diseñados por la consultora CREARA. Los planes propuestos están basados en las conclusiones de las auditorías energéticas efectuadas sobre los consumos en alumbrado público de ambas poblaciones y, en el caso de Pájara, también en los edificios municipales.

Estos estudios han sido financiados en parte mediante una subvención de la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Canarias, con el objetivo de impulsar medidas de eficiencia energética en el archipiélago.

Así, ambos municipios dan un paso más en la mejora de los servicios públicos, la optimización de los recursos y en el cuidado del medio ambiente, un factor clave para garantizar su sostenibilidad como referentes internacionales del turismo. Las soluciones propuestas para cada caso siguen un plan diseñado por los técnicos de CREARA para garantizar su viabilidad económica, según el cual la inversión necesaria para su implantación se amortiza con los ahorros generados año a año.

El estudio realizado para Yaiza se centró en el alumbrado público, mientras que en Pájara se llevó a cabo, además, un análisis pormenorizado de once edificios municipales. El resultado de la aplicación de todas las medidas propuestas supondría un ahorro económico conjunto de 38.700 euros tan solo en el primer año. En términos de consumo, en el caso de Pájara, la aplicación del plan de eficiencia energética supondría un ahorro del 67% del consumo actual en alumbrado público y edificios – iluminación y climatización de los centros culturales de Morro Jable y Pájara; los colegios de El Ciervo, La Lajita y Morro Jable; el hotel escuela de Esquinzo; los campos de fútbol de la Pared y Pájara, el polideportivo y Tenencia de Alcalde de Morro Jable y la propia sede del Ayuntamiento de Pájara -. Por su parte, Yaiza podrá reducir en un 28% el consumo en iluminación de calles y plazas. Todo ello, sin afectar a la calidad del servicio.

Mejorar el consumo en alumbrado

Las medidas recomendadas para mejorar el consumo en alumbrado en ambos casos son muy sencillas y, en términos generales, contemplan la instalación de balastos de doble nivel con el fin de  disminuir la potencia de las lámparas de sodio en las horas en las que las calles son menos transitadas y por tanto, el nivel de iluminación puede ser menor. También se aconseja el empleo de lámparas eficientes y la instalación de relojes astronómicos, para regular el encendido y apagado de las luces, entre otras soluciones.

En el caso de los edificios de Pájara algunas de las medidas más eficaces para disminuir el consumo consistirían en contar con programadores en los enchufes, además de instalaciones solares térmicas, perlizadores en los grifos o detectores de presencia, según las necesidades de cada caso.

Además, CREARA ha realizado un análisis de la facturación eléctrica de ambos municipios, con el  objetivo de conseguir la mejor tarifa y adecuar la potencia a las necesidades reales de cada  caso.

Disminución de emisiones contaminantes

Las medidas recomendadas tienen, además, un efecto muy positivo en el medioambiente, ya que al ahorrar energía se reducen también las emisiones contaminantes, especialmente en lo que se refiere al CO2.

La suma total de reducción de emisiones en ambos municipios sería de 330 toneladas de CO2 en un año. Así, Pájara conseguiría una disminución de las emisiones contaminantes de 230 toneladas, mientras que Yaiza reduciría en 100 toneladas las suyas (24%).

Auditorías energéticas

La realización de una auditoría energética en el alumbrado público o en cualquier edificio o centro productivo obtiene un análisis de situación que permite conocer el modo de explotación, funcionamiento y prestaciones de las instalaciones, el estado de sus componentes, sus consumos energéticos y sus correspondientes costes de explotación. Todo ello con un triple objetivo: mejorar la eficiencia y el ahorro energético de estas instalaciones, adecuar y adaptar los equipos a la normativa vigente y limitar el resplandor luminoso y la contaminación lumínica en el caso del alumbrado público.

En los últimos años el ahorro energético se ha convertido en un instrumento eficaz para la mejora del medio ambiente y el control del gasto, por lo que las auditorías energéticas realizadas en los edificios y el alumbrado de uso público cada vez son más demandadas.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.