secundaria

La refinería de BP Oil en Castellón ratifica la Autorización Ambiental Integrada



CASTELLON, ESPAÑA // La refinería de BP Oil en Castellón ha concluido satisfactoriamente la auditoría que verifica el cumplimiento íntegro de la Autorización Ambiental Integrada (AAI). Con esta auditoría, AENOR certifica que BP Oil Refinería de Castellón cumple totalmente con las exigentes condiciones en materia medioambiental requeridas por la Generalitat Valenciana.

La auditoría realizada para ratificar la AAI abarca áreas referidas al medio ambiente como el control de las emisiones atmosféricas, los efluentes acuosos, los niveles sonoros y la gestión de residuos sólidos. Asimismo, la AAI certifica que se han implementado las medidas exigidas en materia de evaluación de riesgos.

Inversión en sistemas avanzados de medición

Uno de los puntos que la auditoría ha valorado es la reciente instalación de sistemas de análisis continúo en todas las chimeneas de la refinería y que están permanentemente conectados con los departamentos competentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana. Gracias a estos avanzados sistemas, se obtiene información en tiempo real que permite realizar el control automático y continuo en todas las chimeneas de las que dispone el complejo de BP Oil, ubicado en el polígiono de El Serrallo en la provincia de Castellón.

Este proyecto ha supuesto una inversión de 6 millones de euros y viene a sumarse a los 50 millones de euros ya destinados por BP Oil para las unidades de control medioambiental instaladas en su día para el proyecto de Coker y que fue completado a finales del año pasado.

Asimismo, la refinería BP Oil realiza un gasto anual de más de 400.000 € en auditorías, controles y análisis medioambientales y tiene un coste anual de más de un millón de euros en la gestión de residuos sólidos a través de una empresa autorizada.

A la vanguardia en materia medioambiental

BP Oil Refinería de Castellón fue la primera refinería de España y la primera empresa de la Comunitat Valenciana en obtener la AAI, autorización que le fue concedida por la Generalitat Valenciana por primera vez en 2006 y luego revalidada en 2007, incluyendo el proyecto del coker. Aparte de las condiciones y requerimientos en materia medioambiental y de seguridad que se exigen desde el gobierno local,  dicha autorización también incluye exigencias a nivel estatal derivadas del Ministerio de Medio Ambiente.

La importante apuesta que la refinería de Castellón hace por el medio ambiente la convierte en líder europeo en el control de las emisiones de CO2, situándose como la refinería de España con el menor índice de emisión y en el grupo de refinerías europeas con los índices más bajos.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.