secundaria

Según WWF, frenar la deforestación es clave contra el cambio climático



BUENOS AIRES, ARGENTINA // En la semana de celebración del XIII Congreso Forestal Mundial, WWF reta a los líderes mundiales a respaldar un objetivo ambicioso para frenar la deforestación como uno de los elementos clave para evitar una inminente catástrofe climática.

En su conferencia inaugural del Congreso, el Director del Programa Forestal de WWF Internacional, Rodney Taylor, instó a los participantes, incluyendo a los líderes de los gobiernos, ONG y empresas, a apoyar el objetivo global de deforestación neta cero para 2020.

WWF propone un punto de referencia global para promover una acción en los bosques que evite la amenaza del cambio climático y ponga freno a la pérdida de biodiversidad.

Cabe recordar que, a pesar de los esfuerzos de conservación, la deforestación continúa a un ritmo alarmante: 13 millones de hectáreas por año, es decir, 36 campos de fútbol cada minuto. Esto genera casi el 20 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. De ahí que poner fin a la pérdida de masa forestal se haya identificado como una de las formas más eficientes de mantener el mundo a salvo de los efectos del cambio climático.

Taylor apuntó que el objetivo de deforestación neta cero para 2020 es una meta común, que pone en evidencia la escala y la urgencia con las que debemos enfrentarnos a estas amenazas para mantener la salud del planeta.

Cambio en la tendencia de las emisiones de gases de efecto invernadero

Y continuó: “Esta es una oportunidad para construir un consenso sobre cómo el sector forestal puede ayudar a conseguir un cambio en la tendencia de las emisiones de gases de efecto invernadero y, a partir de ahí, un descenso rápido del 80 por ciento para 2050. Y finalizó : “Pero es un objetivo global y sólo podemos conseguirlo actuando juntos”

Taylor consideró este Congreso fundamental para las negociaciones que se mantendrán en Copenhague en diciembre, donde se les pedirá a los países ricos que se comprometan a disminuir sus emisiones en, al menos, un 40 por ciento para 2020. Además, deberán contribuir con un apoyo financiero de unos 160.000 millones de dólares al año a los países en vías de desarrollo, para permitirles reducir en un 30% sus emisiones, respecto a su trayectoria creciente actual.

En particular, los gobiernos deben reafirmar su compromiso respaldando el mecanismo REDD. Es decir, Reducción de Emisiones de la Deforestación y de la Degradación de los Bosques en países en vías de desarrollo, un mecanismo que provee incentivos fiscales a escala global para conservar los bosques en vez de transformarlos.

“Las naciones ricas pueden aportar fondos para respaldar a los países en vías de desarrollo en sus esfuerzos de poner fin a la deforestación, a través de la iniciativa REDD”, añadió Taylor. “Todos los gobiernos deberían apoyar la inclusión de los mecanismos REDD como una forma creíble y compensada de reducir las emisiones dentro del tratado del clima Post-Kioto”.

Los inversores potenciales que han sido consultados recientemente por WWF afirmaron que, si existiera un apoyo firme de la comunidad internacional y un marco legal nacional, estarían dispuestos a apoyar el mercado de carbono forestal basado en REDD.

Deforestación neta cero para 2020

WWF está proponiendo un objetivo de deforestación neta cero para 2020 con el fin de consolidar los esfuerzos que detendrán la deforestación a través de varias iniciativas internacionales, y establecer un punto de referencia a partir del cual medir los éxitos de la iniciativa.

Deforestación neta cero no significa deforestación cero. Este término se traduce en que alguna pérdida forestal podría ser compensada con restauración forestal y forestaciones en terrenos degradados. Además, un objetivo neto deja un margen para el cambio en la configuración y el mosaico en el uso del suelo, siempre y cuando la cantidad neta, calidad y densidad de carbono de los bosques se mantenga. Sin embargo, los bosques naturales del mundo deben ser conservados para maximizar las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero y la conservación de la biodiversidad.

“El sector forestal, por su parte, puede contribuir a través de la conservación y el uso sostenible de los bosques, pero los forestales no pueden hacerlo solos”, sostuvo Taylor. “La integración de otros sectores, particularmente la agricultura, la energía y los negocios, es clave para formular políticas de uso sostenible del suelo y procesos planificados”.

Sobre el Congreso Forestal Mundial

El Congreso Forestal Mundial, que se celebra cada seis años, une a miles de responsables de la toma de decisiones y representantes de la industria forestal, incluyendo profesionales del sector, responsables políticos y representantes de las principales industrias y ONG.

El Congreso Forestal Mundial sirve como un foro de intercambio de opiniones y puntos de vista para gobiernos, universidades, sociedad civil y sector privado. Asimismo, en él se formulan recomendaciones que serán implementadas a escala regional, nacional y global. El Congreso también ofrece la oportunidad de presentar un panorama general del estado de los bosques y de la silvicultura para detectar tendencias, adaptar políticas y aumentar la concienciación entre quienes toman las decisiones y el público.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.