secundaria


España y Francia promueven la colaboración tecnológica en fusión nuclear



MADRID, ESPAÑA // El Consejero de Economía y Finanzas de la Generalitat de Cataluña, Antoni Castells, el Embajador de Francia en España, Bruno Delaye, el Director General del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), Maurici Lucena y el Director de la Agencia Europea Fusion for Energy (F4E), Didier Gambier, han inaugurado esta mañana, en el Palacio de Pedralbes, el seminario: “Fusión Nuclear e ITER”: Desafíos y Oportunidades de Colaboración Tecnológica Hispano-Francesa, al que han asistido más de un centenar de empresarios y máximos representantes de los sectores industrial y científico de ambos países.

Durante su intervención, Antoni Castells ha destacado que el ITER es un “proyecto estratégico, un desafío tecnológico de grandes dimensiones que, a su vez, puede ser una gran oportunidad de negocio para las empresas españolas y francesas”. Para el máximo responsable de la política económica en Cataluña, el ITER debe representar “un gran tractor para el desarrollo industrial a escala europea”. Castells ha señalado que se trata de un proyecto único que une, como ningún otro, las administraciones, la capacidad tecnológica y la industria.

El consejero ha destacado que el ITER es un ejemplo de colaboración entre los principales países del mundo que nació mucho antes de la actual crisis económica hiciera imprescindible la cooperación mundial. Además, para Castells, “el ITER demuestra que cuando Europa va unida puede conseguir ser líder”. Al mismo tiempo, ha destacado que este proyecto es una gran oportunidad para convertir Cataluña en un “polo de referencia para la industria energética europea”.

Para el Embajador de Francia en España, Bruno Delaye, ITER ha dejado de ser un concepto científico para convertirse en una realidad en la que ya intervienen numerosas empresas, ingenieros e investigadores de todos los sectores, y no sólo el energético. Asimismo, constituye un verdadero desafío tanto internacional como europeo y, muy especialmente para Francia, que ha sido elegida para albergar el reactor experimental en la localidad de Cadarache (sureste de Francia). Sin embargo, apuntó que la tecnología desarrollada será internacional y los científicos y empresas que participen en el proyecto vendrán de horizontes geográficos muy variados.

Durante su intervención, ha destacado que el proyecto es tan relevante que puede estimular políticas activas de Investigación y Desarrollo en el marco comunitario y generar progreso e innovación en un contexto mundial cada vez más competitivo. Finalmente, ha subrayado que “ITER  constituye una inmejorable oportunidad para que empresas españolas y francesas puedan explorar vías de colaboración tecnológica-industrial”, y en este sentido, alienta a las PYMES de ambos países a que colaboren entre ellas porque ITER “no es un asunto reservado sólo para las grandes multinacionales. En esta carrera hacia el progreso, todos tendrán su sitio, sobre todo si consiguen consolidar alianzas abiertas e innovadoras”.

Alto valor añadido

El Director General del CDTI ha resaltado el interés que en estos últimos años viene manifestando el tejido industrial español por participar en este gran proyecto y que “este encuentro de colaboración hispano-francesa permitirá explorar las sinergias tecnológico-industriales  que proporcionen un alto valor añadido y que redunde en beneficio de ambos países y del proyecto. Francia como país host de ITER y España por albergar la sede de F4E en Barcelona, están llamadas a tener un papel protagonista en este proyecto”. Asimismo ha subrayado que el ITER es uno de los proyectos más emblemáticos de colaboración internacional que supone no sólo un reto a nivel científico-tecnológico, sino también el inicio de un nuevo marco de colaboración internacional especialmente con países como Francia, sede del proyecto. “En este sentido, –destacó– esperamos que tanto el Gobierno de España –representado por el Ministerio de Ciencia e Innovación–, como el de Francia sigan manteniendo una estrecha cooperación en los próximos años”.

En su intervención, el Director de Fusion for Energy, Didier Gambier, ha resaltado la importancia del proyecto ITER para Europa, como uno de los más grandes proyectos de cooperación científica en el mundo. Considera  ITER como un proyecto internacional visionario, no sólo por sus repercusiones directas para las empresas europeas en términos de innovación y alta tecnología, sino también porque está a la vanguardia de la gobernanza científica mundial. Además, ITER es visionario porque su objetivo es demostrar la factibilidad de la Fusión como fuente de energía sostenible (propia, abundante y segura). Una fuente de energía que se integra directamente en la Estrategia 2050 de la UE para garantizar las necesidades energéticas de una sociedad con una  mucha menor dependencia de los combustibles fósiles. Para alcanzar estos objetivos, cree que la apuesta europea ha sido fuerte.

La Agencia Europea Fusion For Energy gestiona toda la contribución europea, contando para ello con un importante presupuesto de varios miles de millones de euros y el objetivo de producir el primer plasma para 2018. Para lograrlo, mediante licitaciones públicas y contratos de investigación, Fusion for Energy, según Gambier, “servirá de dinamizador de numerosos sectores de la economía europea, desde la obra pública a la industria metalúrgica, pasando por la robótica y por otros muchos ámbitos de la actividad productiva europea”.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.