secundaria

Global Laser solicita construir la primera planta de enriquecimiento de uranio usando láser



MADRID, ESPAÑA // Global Laser Enrichment (GLE), una business venture de GE, Hitachi Ltd. y Cameco, anunció hoy un hito en la implementación de su instalación proyectada de enriquecimiento de uranio de próxima generación, diseñada para incrementar el suministro de uranio enriquecido de EE.UU. para alimentar sus plantas de energía nuclear.

GLE ha completado su solicitud de licencia ante la Comisión Nuclear Reguladora de EE.UU. (NRC, en sus siglas en inglés) para construir la primera instalación comercial de enriquecimiento de uranio del mundo en usar tecnología láser. La instalación proyectada se construiría en Wilmington, en el estado de Carolina del Norte.

La nueva instalación supondría un nuevo suministro doméstico de uranio  de bajo enriquecimiento usado para alimentar plantas de energía nuclear y así satisfacer un incremento anticipado de la demanda global. La instalación también ayudaría a alcanzar el objetivo nacional de reducir las emisiones de carbono mediante la extensión del uso de la energía nuclear, que prácticamente no crea gases de efecto invernadero durante el proceso de generación de electricidad.

En caso de recibir la aprobación, la instalación de GLE podría ayudar a impulsar la creación de empleo en EE.UU., incluyendo hasta 300 puestos de trabajo permanentes para ingenieros y personal de soporte, así como más de 500 trabajos de construcción.

Ofrecer el producto de mayor calidad posible

"Nuestro objetivo es permitir una revisión eficiente y efectiva de nuestra tecnología innovadora presentando una solicitud completa y de calidad a la NRC", declaró Tammy Orr, Presidenta y Consejera Delegada de GLE. "Ofrecer el producto de mayor calidad posible ha sido nuestra prioridad para este hito significativo del proceso de licencia".

La revisión de la solicitud por parte de la NRC, que se estima se prolongará 30 meses, comenzará oficialmente una vez que la agencia acepte formalmente la solicitud de GLE. El 30 de enero, GLE presentó su informe medioambiental para la instalación proyectada, que representa una parte significativa de toda la solicitud de licencia. La NRC aprobó la presentación parcial adelantada para una mayor eficiencia en su proceso de revisión.

Se espera que la demanda global de uranio de bajo enriquecimiento se incremente significativamente en los próximos años.

En primer lugar, en 2013 concluirá un importante suministro de uranio de bajo enriquecimiento para las plantas de energía nuclear de EE.UU., con la finalización de un programa para transformar material ruso con capacidad armamentística en combustible para planta nuclear (conocido comúnmente como "Megatones a Megavatios").

Además, se espera que la construcción anticipada de una nueva generación de plantas de energía nuclear intensifique todavía más la demanda de combustible.

Líderes mundiales en innovación y tecnología

"Este es un momento emocionante para nuestro sector", dijo Orr. "Como líderes mundiales en innovación y tecnología, tenemos la oportunidad única de ofrecer el suministro enriquecido necesario a los operadores nucleares, superando los desafíos generados por la seguridad energética, el cambio climático y el incremento de la demanda de energía".

GLE se encuentra actualmente en la etapa de pre-implementación de su ciclo de prueba de enriquecimiento, que está diseñado para confirmar la viabilidad comercial de la tecnología y avanzar el diseño del equipamiento, la instalación y los procesos para la instalación de producción proyectada.

GLE utilizará la información procedente del ciclo de prueba en sus evaluaciones sobre si proceder o no con la instalación comercial a escala completa. La planta compartiría espacio con las instalaciones de producción de combustible nuclear existentes de Global Nuclear Fuel, y las nuevas plantas y empresas de servicios de GE Hitachi Nuclear Energy, con sede en Wilmington, Carolina del Norte.

Si la decisión final es proceder con la construcción, la instalación de producción comercial de GLE tendría una capacidad objetivo situada entre tres y seis millones de unidades de trabajo de separación (SWU, en sus siglas en inglés). La SWU es una unidad que mide la energía usada para enriquecer uranio, que a continuación se fabrica en conjuntos de combustible para plantas de energía nuclear.

En 2006, GLE adquirió los derechos exclusivos para desarrollar y comercializar la tecnología de enriquecimiento de uranio de tercera generación mediante una licencia de Silex Systems Ltd. de Australia. En 2008, Cameco, uno de los productores de uranio más importantes del mundo, adquirió una participación del 24% en GLE.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.