secundaria

Las emisiones mundiales de CO2 por petróleo disminuyen un 4%



MADRID, ESPAÑA // En el número 5 del Observatorio del Petróleo, WWF destaca el efecto continuado que la crisis económica está teniendo en todos los países sobre el consumo de petróleo. La organización señala que las emisiones de gases de efecto invernadero mundiales debidas al petróleo durante el primer trimestre de 2009 se han reducido un 3,6%, respecto al mismo periodo del año pasado, algo inédito desde 1981.

También es reseñable la disminución de las emisiones totales trimestrales españolas relacionadas con el consumo de petróleo y gas, que han bajado un 6%. Aun así, WWF denuncia que, de seguir las políticas de transporte actuales, donde se prima el vehículo privado para personas y mercancías, muy pronto volverá a subir el consumo del petróleo y sus emisiones.

El Observatorio del Petróleo de WWF publicado hoy constata una disminución en las emisiones de gases de efecto invernadero debidas al petróleo en todo el mundo. En España, durante el primer trimestre de 2009 el CO2 relacionado con el consumo de petróleo y gas ha bajado un 6%.

Según Heikki Willstedt, experto en energía y cambio climático de WWF España: “Aunque la crisis mundial nos esté dando un respiro haciendo que se desacelere el nivel de emisiones de CO2 a la atmósfera, no podemos pensar que esto vaya a durar mucho tiempo, ni que solucione el problema del calentamiento global. Es más, en un año hemos emitido tantos gases de efecto invernadero (GEI), que hemos perdido casi cuatro años de presupuesto de CO2. Esto significa que, de seguir así, para 2028 habríamos producido suficiente CO2 como para sobrepasar los 2ºC”.

WWF considera que, si la economía mundial vuelve a crecer con fuerza en 2009 o en 2010 y lo hace a costa de quemar más combustibles fósiles, se volverán a acelerar las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentarán las probabilidades de que la temperatura global suba más de 2ºC, incluso antes de 2028.

Nuevo acuerdo internacional

Por eso, es fundamental que en la próxima reunión de Copenhague de diciembre se apruebe un nuevo acuerdo internacional que acelere la revolución energética necesaria para dar solución a la crisis climática. En la reunión de Bali de 2007, los países asistentes acordaron que era necesario reducir las emisiones globales entre un 25 y un 40% para 2020. Sólo así se lograría mantener la temperatura mundial dentro del rango de seguridad de los +2ºC.

“En España, el Gobierno tiene que empezar a tomar medidas que hagan realidad el concepto de economía sostenible, y el transporte es uno de los ámbitos donde hay que actuar con más urgencia y determinación, porque se trata del sector más dependiente del petróleo. En el año 2008 la importación de hidrocarburos supuso el equivalente al 4% del PIB y más de un tercio de las emisiones de CO2 del país”, concluye Willstedt.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.