secundaria

WWF España afirma que la Unión Europea necesita una política energética libre de carbono



MADRID, ESPAÑA // WWF España considera insuficiente el paquete de políticas presentado por la Comisión Europea en el Plan de Acción para la Seguridad y Solidaridad Energética con el fin de mejorar la actual política de clima y energía de la UE.

El objetivo es reforzar el papel de la eficiencia energética y facilitar el acceso de las energías renovables al sistema eléctrico. Sin embargo, el Plan de Acción ni incluye metas vinculantes para la eficiencia energética, ni cumple con los objetivos ambientales y económicos esbozados en las propuestas.

“Las medidas propuestas carecen de total ambición al no incluir de forma vinculante el objetivo de ahorro de energía del 20% en 2020 para la UE. Un elemento clave que permitiría reducir la factura energética de los consumidores, estimular la innovación, facilitar la consecución de los objetivos comunitarios de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en la UE y respaldar una posición más firme por parte de la UE en las negociaciones internacionales sobre el clima”, sostiene Mariangiola Fabbri, Técnico de Política Energética de WWF. Para WWF España, una de las medidas prioritarias de este paquete de políticas es la revisión y mejora de la directiva sobre eficiencia energética de edificios.

Una herramienta imprescindible dentro de la política comunitaria para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y atajar la creciente dependencia energética exterior. En la actualidad, los edificios suponen el 40% del consumo de energía final en la UE. Según estimaciones de la Comisión Europea, la incorporación de medidas de ahorro y eficiencia energética en los edificios podría traducirse en una reducción del 11% del consumo de energía de la UE.

“Mejorar el uso de la energía en los edificios es un paso clave para que la UE cumpla su objetivo del 20% de ahorro de energía primaria y el 30% de reducción de emisiones de GEI en 2020”, señala Evangelina Nucete, Técnico de Eficiencia Energética y Transporte de WWF España. Y añade: “No podemos dejar pasar esta nueva oportunidad para introducir estándares de eficiencia más ambiciosos y estrictos en el parque edificatorio actual y en los nuevos edificios que se construyan en la UE en los próximos años”.

WWF España considera positivo que la UE tenga la intención de emprender la “super-red de energía renovable”, una innovadora autopista eléctrica que permitirá interconectar la producción solar del sur de Europa y el norte de África, los parques eólicos del Atlántico y otras centrales de generación de origen renovable del continente. Sin embargo, para esta organización es preocupante que la continua atención sobre los combustibles fósiles pueda acabar debilitando este proyecto.

Stephan Singer, Director de Política Energética Global de WWF, apunta que “la super-red de energía renovable debe convertirse en una prioridad, ya que tiene la capacidad de proporcionar electricidad de origen limpio a todos los ciudadanos europeos y hacer que el sector energético llegue a ser libre de carbono en las próximas décadas.

No obstante, resulta decepcionante ver cómo en Europa las nuevas inversiones en infraestructuras nos siguen manteniendo atados al petróleo, al gas y a otros combustibles convencionales que contrarrestan los enormes beneficios proporcionados por las energías renovables”. WWF España pide al Parlamento Europeo y al Consejo de Ministros que refuerce estas normativas y alcance un acuerdo antes de las elecciones comunitarias en junio de 2009.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.