secundaria

Presentación del helioparque “La Torre” de 4 GWh en Murchante (Navarra)



La empresa navarra Heliosolar presenta el helioparque “La Torre”, en Murchante, unas instalaciones que potencian el uso de las energías renovables y que apuntalan una tendencia de la que Navarra es pionera: el desarrollo de las energías limpias y, en concreto, de la energía solar fotovoltaica.

Este Helioparque logrará una producción anual de 4 GWh de esta energía renovable, una cantidad equivalente al consumo energético de 1.200 hogares durante todo un año. Su efecto depurativo será equivalente al de 180.000 árboles, lo que supone evitar la emisión a la atmósfera de 3.600 toneladas de CO2.

El Helioparque de Murchante se erige en el término La Torre, un terreno municipal ubicado en una zona salina, improductiva desde el punto de vista agrícola y que de este modo logra un uso para los próximos 40 años. Este proyecto responde a un plan de desarrollo local de Muchante, y entra además dentro del propio compromiso adquirido por el Gobierno central para cumplir con el Protocolo de Kioto, por el cual el Estado se compromete a promover “políticas y medidas de fomento de la eficiencia energética, de desarrollo y aumento del uso de formas nuevas y renovables de energía y de medidas que limiten o reduzcan las emisiones de los gases de efecto invernadero”.

El Helioparque murchantino se construirá en dos fases, de manera que en esta primera se desarrollarán 2,1 megavatios de portencia a partir de un total de 133 instalaciones solares de 7,5 kilovatios. En la segunda fase se desarrollarán 120 instalaciones 9,9 kilovatios nominales. Según explica Ochoa, una localidad como Murchante cumplirá así mucho antes de lo previsto con “su parte” del compromiso de Kioto, que indica que en 2020, el 20% de la energía debe ser “limpia”.

“La Administración cuenta con el compromiso de Kioto, así como los propios Gobiernos autonómicos. Se trata de cumplir con este protocolo desde la base, que son los municipios, con parques eólicos y solares. También existían unos intereses económicos, ya que de unos terrenos baldíos, el Ayuntamiento extrae un rendimiento de alquiler de 40 años: luego, cobrará el IAE a todas las personas que inviertan; por otro lado, licencias de obras…”, comenta. “Por otra parte, el parque incentiva la economía local y socializa la inversión en energía, ya que hasta ahora en la eólica estaba reservada a los grandes capitales, pero ahora se pueden invertir en 5, 7,5 o 10 kilovatios en energía solar. Es un punto que diferencia a este tipo de energía”, añade.

Heliosolar

Heliosolar es una empresa nacida en 2005 y que cuenta con un capital 100% navarro. Su gerente, David Ochoa Pascual, explica las claves del trabajo de la entidad. “Nuestra estructura es flexible, nos gusta ser cercanos y adaptarnos al cliente. Trabajamos “a la carta”, para encontrar rápidamente soluciones en cada caso. Tenemos un marcado carácter innovador, de hecho somos patronos fundadores de una Fundación de energías renovables, Fundación Fider, para intentar adelantarnos a lo que pueda pasar en unos años. Pretendemos aportar a este sector algo más que la construcción y venta: estudios, proyectos… innovar en otro tipo de productos o llegar acuerdos marco sobre todo con empresas Alemania, los líderes en Europa por delante de España”, señala.

Heliosolar –cuya empresa matriz es la Ingeniería Medioambiental Helios- se encuentra en plena época de expansión. La semana pasada presentó las instalaciones de Mendavia (Navarra), ha inaugurado delegaciones en Aragón y Jerez de la Frontera, y tiene previsto más proyectos en Castilla y León, Aragón, Andalucía y Navarra. También se ha solicitado la ampliación del Parque de Mendavia. Sus perspectivas de crecimiento para 2007 hablan de triplicar la potencia instalada de 2006; y para 2008, las ventas cerradas triplican, asimismo, las de 2007.

Los datos concretos son éstos: en 2006 hubo una obra por potencia de 2,2 megavatios nominales; en 2007, de más de 6,5; y en 2008, se prevén más de 25 megavatios.Ochoa resalta la alta rentabilidad de esta inversión. “Es un producto económico que durante los primeros 25 años garantiza una rentabilidad de la inversión superior al 10%, por lo cual es un producto absolutamente líder en el mercado. Los bancos, sabiendo que estos contratos están blindados, financian desde el 75 al 100 % de la inversión”.

Navarra, referencia mundial

La innovación es un factor fundamental en el negocio: “Es un mercado que cambia cada tres meses, en cuanto a tecnología, características de comercialización, perfil de clientes, estrategias de los bancos… el sector evoluciona en todos los sentidos muy rápidamente. La tendencia es a abaratar el precio de construcción. La ley intenta regular que cualquier inversión en energía renovable oscile entre un 7 y un 10 por ciento de rentabilidad anual, ya sea en solar, biomasa o eólica”, resume.

Navarra es una absoluta referencia mundial en energías renovables, y lleva mucho camino recorrido respecto a las pautas que marcarán un futuro muy cercano (recientemente, Bruselas acordó que en 2020 el 20 por ciento de la energía consumida sea procedente de renovables). El cupo de eólica está saturado en Navarra, por lo cual el sector solar es un mercado emergente.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.