secundaria

Enercoop refuerza su obra social con una inversión de 360.000 euros



La Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís (Enercoop) ha incrementado la inversión destinada a obras sociales hasta alcanzar una partida cercana a los 360.000 euros. El grupo energético de Crevillent ha destinado este año a ese cometido 50.000 euros más que en el ejercicio anterior, para el desarrollo de proyectos y programas de colaboración con entidades que favorecen la integración social de los colectivos más desfavorecidos.

Parte del presupuesto de Enercoop dedicado a temas de índole social es distribuido y administrado por la Fundación de la Comunidad Valenciana de la Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís, que este año ha acumulado el 59,07% del balance social con una cantidad aproximada a los 212.600 euros. La propia Cooperativa será la encargada de decidir el destino de los 147.300 euros restantes.

La cantidad que la Cooperativa reserva para obras sociales ha permitido durante este ejercicio que algunas personas disfruten de becas de enseñanza para emprender o completar sus estudios, y el desarrollo de iniciativas que persiguen un fin benéfico o de ayuda para determinados colectivos sociales. Desde la firma energética se ha apostado también por favorecer a entidades culturales, asociaciones y servicios prestados a título gratuito, como es el caso del Tanatorio.

La Fundación de la Comunidad Valenciana de la Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís ha destinado 83.700 euros a lo largo de este año a paliar el coste que genera el mantenimiento del Tanatorio y garantizar el adecuado y correcto funcionamiento de la instalación. Esta inversión, que acapara un 39% del total de su presupuesto, supone una inyección económica para esta prestación social, que representa uno de los servicios más útiles que se llevan a cabo gracias a Enercoop.

Entidades culturales como el Museo Julio Quesada y el Museo de la Semana Santa, también despiertan el interés del grupo energético Enercoop por promocionar iniciativas culturales y educativas. Los 94.000 euros presupuestados para 2006 se han traducido en medidas de conservación y amortización de los edificios y en la adquisición de obras para el Museo Julio Quesada.

El director general de Enercoop, Ildefonso Serrano, remarca la importancia de colaborar y ayudar con los colectivos más desfavorecidos, que por sus características particulares necesitan una atención especial. “Desde que esta empresa se creó en 1925, apostamos y defendemos nuestro modelo empresarial, que además de buscar el beneficio propio y del consumidor, lucha por convertirse en un punto de referencia y de apoyo básico a la sociedad que nos acoge, aportando opciones culturales y sociales sólidas que mejoran la calidad de vida de las personas”, apunta Serrano.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.