secundaria

Castilla-La Mancha apuesta por los biocombustibles



ESPAÑA // Con la asistencia de más de doscientos representantes del mundo empresarial, agrícola y docente, se ha celebrado en Ciudad Real la Jornada de debate sobre “Cultivos energéticos y biocombustibles” en la que el Consejero de Industria y Tecnología, José María Díaz Salazar ha puesto de manifiesto la apuesta de esta comunidad autónoma por implicar al mundo agrícola con la producción de biocombustibles para lograr un desarrollo de la región con criterios sostenibles.

 

En la jornada, que se ha celebrado en el Paraninfo del Rectorado de la Universidad de Castilla-La Mancha, intervinieron representantes de las principales empresas del sector energético, como Acciona o Repsol, así como del mundo agrícola e investigadores además del rector de la propia universidad, Ernesto Martínez Ataz, quien puso toda la capacidad de los equipos de investigación de la misma al servicio de esta apuesta.

José Manuel Díaz Salazar afirmó que “es posible apostar por un modelo que concilie los intereses del campo con la necesidad de la industria de poner a disposición de los distribuidores productos compatibles con los compromisos de Kyoto”. Para el consejero ese modelo pasa por “los cultivos energéticos que son una alternativa para miles de hectáreas y de familias que viven del campo” y recordó que Castilla-La Mancha tiene en estos momentos dos plantas de producción de biodiésel –Almadén y Santa Olalla–, cuatro en construcción y ocho en proyecto.

Por su parte, Pablo Eugui, presidente de la Sección de Biocarburantes de la Asociación de Productores de Energías Renovables-APPA, después de presentar una perspectiva de la situación general del sector en Europa y en nuestro país puso como modelo a Suecia, “el único país de la Unión Europea que ha alcanzado el objetivo del 2% de biocarburantes en 2005”, tal y como plantea la Directiva 2003/30/CE. Todas las gasolineras del país escandinavo, unas 4.000, ofrecen ya una mezcla de biodiésel al 5%, y de ellas 360 lo ofrecen al 85%.

Una de las intervenciones que suscitó mayor interés fue la del representante de la cooperativa ACOR de Castilla y León, Javier Narváez, quien expuso la experiencia que han puesto en marcha los más de 9.000 cooperativistas ya que en abril se iniciaron las obras de la planta de biodiésel que se construye en la localidad vallisoletana de Olmedo y que utilizará colza y girasol como materia prima. “Sabemos que el sector —dijo Narváez— de los biocombustibles sólidos y de los biocarburantes está naciendo y que necesitará un proceso de maduración en el que tememos a la variabilidad de precios, pero es una oportunidad para nosotros”. Para destacar la oportunidad de esta apuesta manifestó que “si Alemania, Francia y el Reino Unido están de acuerdo en potenciar los biocombustibles sólidos y líquidos será por algo. Y no sumarse a esa apuesta nos hará perder muchas oportunidades”.

Por su parte, Jesús Fernández, catedrático de Producción Vegetal de la Universidad Politécnica de Madrid y presidente de la Asociación para la Difusión del Aprovechamiento de la Biomasa en España (ADABE), manifestó que “sólo los cultivos energéticos pueden garantizar la verdadera sostenibilidad y la estabilidad de precios de las materias primas en este sector” y como resultado de la investigación que ha llevado a cabo en los últimos veinte años, se mostró partidario del cardo como combustible sólido para la producción de biodiésel a partir de las semillas. Jesús Fernández participa en un proyecto europeo que está estudiando el cultivo del cardo en 100 hectáreas en Beja (Portugal) con unos resultados muy positivos pues con plantas que llegan a alcanzar los tres metros de altura se logran producciones de 20 toneladas por hectárea en secano.

El otro representante del mundo de la investigación, Magín Lapuerta, responsable del Grupo de biocombustibles y motores técnicos de la Universidad de Castilla-La Mancha, se refirió a la necesaria calidad de los biocombustibles como un “reto indispensable que acabe con la mala imagen” que puede acompañar a los biocarburantes por algunos casos de malas prácticas. Lapuerta dijo que “sólo así se verán cumplidas las estimaciones que hablan de que los biocarburantes pueden alcanzar en Europa el 25% en 2030".

José Baro, en nombre de Repsol, expuso los proyectos de esta compañía petrolera que lleva ya años investigando las posibilidades de los biocombustibles. Por último Fernando de Esteban, Director general Adjunto de la Dirección General de Energía y Transportes de la Comisión Europea presentó las líneas generales de la política europea en materia de energía destacando la importancia que se está dando al desarrollo de las energías renovables en general y a los biocombustibles en particular.



Publicidad




Todavía no hay ningún comentario.

Deja un comentario



Publicidad


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.